Domingo, 25 de agosto de 2019

Nueva alarma sanitaria

Durante las últimas semanas asistíamos como espectadores a esta nueva epidemia vírica; pero ahora con el diagnostico del primer caso importado en nuestra Comunidad Autónoma, debemos ser conscientes de su riesgo porque con esta región del mundo (Latinoamérica), compartimos proyectos vitales, culturales y socioeconómicos.

[Img #541389]Se trata de un virus que entra en la cadena epidemiológica del hombre a través de un mosquito, el aedes aegypti, que es el vector que trasmite el virus Zika que produce la Enfermedad Zika; pero también el dengue y la fiebre amarilla.

Su alarma se produce porque se asocia a dos problemas de Salud graves, microcefalia en los recién nacidos de madres afectadas por la infección y Síndrome de Guillain Barré (trastorno autoinmuno que conlleva debilidad muscular y parálisis). Aunque en el momento actual, ambas afecciones se han relacionado con este virus; pero faltan evidencias para afirmar que este virus sea la causa. Esto se debe a la falta de protocolos clínico-epidemiológicos que hayan analizado esta asociación y a que las manifestaciones clínicas que provoca este virus son muy similares a cualquier cuadro viral. Es decir, malestar general inespecífica con fiebre intermitente más cefaleas y dolores musculares y/o articulares. Vamos como cualquier cuadro de gripe.

El control de su transmisión pasa por eliminar el mosquito en todas sus etapas de desarrollo y sensibilizar a la población sobre la necesidad de tomar precauciones y medidas para evitar el contagio. Lo principal es eliminar el mosquito y evitar que éstos puedan poner los huevos en los depósitos de aguas para seguir el ciclo de reproducción y desarrollo.

Por su parte, el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (CDC), el más prestigioso en este tipo de temas, recomienda a las mujeres que estén o puedan estar embarazadas no viajar a 14 países de Latinoamérica, entre ellos Brasil y Colombia. Recomendación consecuente con la posible trasmisión de virus por la picadura del mosquito y porque éstas tienen sólo tienen que esperar, como máximo 9 meses, para poder viajar sin riesgo grave a estos países.

La principal preocupación que se tiene sobre esta nueva alarma sanitaria no es por las características de la transmisión sino porque acontece en países, que habiendo mejorado el nivel socioeconómico en las últimas décadas su progreso no ha conllevado una mejora significativa en los pilares básicos de una Sociedad avanzada, la Educción y la Sanidad. Por este motivo sus sistemas sanitarios, no tienen, en la mayoría de estos países, asegurada ni la cobertura universal ni la accesibilidad universal a la atención. Ambas características son fundamentales desde el punto de vista de la Vigilancia y el Control de la Salud Pública. A esta realidad sanitaria hay que añadir, sus condiciones socioeconómicas que suelen conllevar un inadecuado saneamiento medioambiental de las aguas de consumo y, todo ello, en un caldo de cultivo que supone el déficit de educación, y específicamente, la falta de educación sanitaria en amplios grupos poblacionales que los hace muy vulnerables a la trasmisión de esta enfermedad.

Por estos motivos, entre otros, es importante que los países avancen económica y socialmente y, que éste conlleve una mejora en la Atención de la Salud y la Educación porque disponer de un buen Sistema Educativo y Sanitario supone una mejora en el control de las epidemias, en la Promoción de la Salud y en la prevención de las enfermedades de la población general y, de los grupos más vulnerables en particular.

No estaría de más, en mi opinión, que esta nanoparticula informativa llegara a la conciencia de nuestros representantes, esos que no acaban de encontrar el objetivo y la misión de su representación institucional y parlamentaria. Salud…

 

JAMCA