Miércoles, 21 de agosto de 2019

Una gran noticia entre tanto bisoño

En estos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha confirmado una gran noticia para el mundo global al que pertenecemos y del que formamos parte declarando el fin de la epidemia de ébola. Se ha conseguido, después de dos años afrontando la mayor epidemia de ébolavirus con 11.000 personas fallecidas y 30.000 afectados, controlar la transmisión y aplicar inmunización artificial mediante una vacuna efectiva como medida preventiva más eficaz, efectiva y eficiente que existe frente a las enfermedades infecciosas con transmisión [Img #529362]interhumana. Ahora faltaría realizar avances en la búsqueda de un tratamiento eficaz y seguro. Este resultado ha sido posible porque el mundo avanzado y civilizado, es decir, la Comunidad Internacional ha cooperado y colaborado con estos países y sobre el terreno, donde la Cooperación al Desarrollo funciona y se muestra efectiva y eficiente.

El único pero que se le puede poner a esta actividad epidemiológica y de Salud Pública es que tuvieron que surgir casos en el mundo occidental para reaccionar. Pero esta experiencia sanitaria de compromiso y solidaridad pone de manifiesto que hay que tener en cuenta y conocer los hábitos y costumbres de la población autóctona para poder ser efectivos en el entorno en que se producen los brotes. También que se ha comprobado que cuando se tiene voluntad firme de ayudar se consiguen los objetivos y éstos son adecuados y convenientes para todos por su interconexión internacional y globalización.

A nivel nacional nos debe valer para mejorar la vigilancia activa de los contactos y para tomar decisiones que tengan como interés primario la Salud Pública controlando las enfermedades infecciosas que puedan surgir en un futuro.

En consecuencia, ahora se tienen más evidencias sobre esta enfermedad y se sabe cómo controlarla y prevenirla. Por todo lo cual, mi enhorabuena y mi agradecimiento a todos aquellos profesionales, cooperantes y voluntarios que han puesto su esfuerzo y compromiso para que esta gran noticia sea una realidad.

Por otra parte, cuando uno valora la naturaleza e importancia de estos avances sanitarios y sociales y los de nuestro país de las últimas décadas y los compara con el espectáculo de la toma de posesión de algunos de los nuevos diputados se pueden establecer varias hipotesis. Primera, que uno se ha equivocado de canal y está ante una película infantil rodada en el hemiciclo de las Cortes. Segunda, que se trata de un reality show sobre la democracia española rodada con actores noveles. Tercera, que es tan real como la vida misma. Las tres son posibles; las dos primeras están, como todo lo accesorio, muy bien financiadas; pero no representan al momento actual de la Sociedad civil de nuestro país. La tercera, preocupante, porque demuestra que seguimos  invirtiendo nuestros impuestos en gente incompetente para que trabaje en un sitio inadecuado para su nivel de competencia, mérito y capacidad (Principio de Peter´s). Porque en sus neuronas existen escasísimas nanoparticulas de responsabilidad y ética lo que les lleva a tener una única estrategia, el fin justifica los medios.

Siendo positivos con lo obsrvado, lo mejor es seguir buscando la Salud individual y Pública, lo realmente importante, y disfrutar mientras se pueda.

JAMCA