Miércoles, 26 de febrero de 2020

La movilidad urbana se vuelve inteligente

El Big Data y el Internet de las Cosas facilitan la gestión de la movilidad urbana para implantar un transporte más sostenible

[Img #528070]

Entre el 30 de noviembre y el 5 de diciembre se superaron más de cien veces los 200 microgramos de dióxido de nitrógeno atmosférico (el nivel de aviso establecido) en Madrid, según datos del Ayuntamiento. Tanto la capital como Barcelona, los dos grandes núcleos urbanos españoles, están en los últimos puestos del último ranking elaborado por la Oficina Europea del Medio Ambiente: Madrid en el decimoctavo y la metrópoli catalana en el decimoquinto. El documento valora las medidas adoptadas por las ciudades para luchar contra la contaminación del aire.

Las grandes ciudades españolas ya se están poniendo las pilas con una idea clara: para conseguir un modelo urbano sostenible, la clave está en el ecosistema de transporte. La tecnología se está convirtiendo en una herramienta prometedora para organismos e instituciones: el concepto de 'smart city' comienza a sonar en las divisiones de urbanismo de los ayuntamientos. Un ejemplo es CIUDAD 2020, un proyecto de I+D+i, recientemente finalizado, en el que se han desarrollado y probado nuevas herramientas inteligentes de gestión urbana en movilidad, energía y medioambiente. Málaga, Santander y Zaragoza se han convertido durante cuatro años en laboratorios de pruebas. Actualmente, "las soluciones tecnológicas están en un grado de madurez que permitiría hacer proyectos pilotos reales", asegura Rodrigo Castiñeira, coordinador del proyecto CIUDAD 2020 en Indra.

Fuente: http://www.elnortedecastilla.es