Miércoles, 26 de febrero de 2020

La sal de la vida es...

[Img #527524]Hace algunas semanas hemos pasado por esa jornada en la cual una minoría de los españoles abren una botella de champán para celebrar un gran premio o pequeño premio económico. Todos sabemos el dicho de; bueno… no nos ha tocado pero tenemos salud y amor… ¿Por qué lo decimos con pena?

Me siento afortunada por ser de esas personas que se mueven con el corazón, que prefieren estar bien con su familia y que duermen en paz después de un beso de buenas noches, que tener en la cuenta corriente varios millones de euros.

Soy una tía sana, dentro de mis achaques, que los tengo…pero que mejor que minimizarlos y reírte de ti misma y de ellos también. Señores y señoras tenemos una sola vida y o la vivimos con amor y salud o será una tortura pasar por este mundo. Si lo típico, lo sé, pero con las metas, sueños y aspiraciones no se puede hacer experimentos, para eso tenemos la gaseosa.

Dinero, si, para cubrir nuestras necesidades básicas, algún capricho de vez en cuando y vivir la vida, no que la vida nos viva a nosotros/as. Romántica e idealista también, creo que es el fundamento de la vida, pero también ambiciosa, creativa, luchadora y renovadora. El lado bueno de las cosas nunca se consigue sacar, hay momentos duros en los cuales nos debemos de tomar nuestro tiempo y nos tenemos que ofrecer consuelo, espacio y sobretodo eso, tiempo.

Pero a partir de aquí, ¿qué no le ha tocado la lotería y tapaba usted algunos huecos? Bueno, se irán tapando más lentamente, pero tenemos SALUD Y AMOR, que es lo importante ¿no? Lo difícil es saber verlo y disfrutar de ello sanamente. Hay personas que muestran lo peor de la raza humana con sus actos y conductas, pero siempre habrá algo bueno, darse tiempo y saber reconocer los aprendizajes positivos es la sal de la maduración personal. La felicidad no es no tener problemas, si no saber lidiar con ellos de la mejor manera posible, aquella manera que nos haga sentir mejor. Todos tenemos problemas, la vida es un problema y vivirla el gran problema.

Estas líneas no se tratan de contarles la autoterapia que me aplico, se trata de que vean las conductas repetitivas y hacia donde aplicamos nuestras ilusiones, hacia algo que sabemos que tenemos muy pocas posibilidades pero no las volcamos hacia esas pequeñas cosas que nos sacan una sonrisa día a día. Busquen sus motivaciones y vuelquen sus ilusiones en la humanidad no en lo material, habrá caídas pero son lecciones de vida. Espero que con este beso semanal sea más llevadero en el ¡para el año que viene será!