Viernes, 30 de octubre de 2020

Carta a las reinas magas: vacunas gratis

[Img #525834]¿Reyes Magos, o Reinas Magas? Todo es posible, porque la Biblia no indica nada del sexo de quienes se acercan al portal de Belén, pero la polémica nos ha servido muy bien para que vuelva a reeditarse el libro de Gloria Fuertes, una divertida obra de teatro infantil. También en Salamanca, la escritora salmantina Rosa Benavente escribió un cuento sobre una niña de 5 años que se hace preguntas que los adultos no saben qué contestar, ante lo cual su protagonista, Clara, emprenderá un viaje para conseguir sus respuestas. El cuento se llama Las aventuras de Mary Noel y las Reinas Magas. Cuenta con unas fantásticas ilustraciones, que son obra de otra salmantina María López Robledo. Lo subrayo, porque en nuestra ciudad hay demasiado talento oculto, y si bien disponemos de mapas para localizar nuestros edificios más emblemáticos, no hay tantas señales para identificar a quienes, día a día, se dedican a la creación, en el campo de la literatura, o de la ciencia. O aquellos que su trabajo consiste en estar de cara al público, a cualquier público. Porque es una obra de arte atender bien a una mujer mayor que, al mismo tiempo, mira el precio de un vestido y lo compara con su pensión, o bien que quienes reciben a los usuarios de los Servicios Sociales, los cuales no saben cómo empezar a contar lo que les pasa, manteniendo en alza su autoestima.

Del mismo modo que estoy convencida que ninguna criatura pedirá en su carta una vacuna gratis, porque de eso se encargan quienes hacen magia todos los días con sus salarios, desde el principio con el precio de los pañales, hasta cualquier otro gasto que puedan imaginarse. Hay vacunas subvencionadas por el Estado pero otras no lo están, el Ministerio de Sanidad elabora un calendario, añade la edad de vacunación y el tipo de vacuna. La lista es enorme, les pongo dos ejemplos extraídos de las webs de padres y madres sometidos a este expolio. A parte de la Hepatitis, tosferina, polio, sarampión, varicela, y otras muchas más. Ahora es preceptivo administrar Prevenar, contra la meningitis en cuatro dosis, a los 2, 4, 6 y 18 meses, cada dosis sale a 76,34€ por lo que al final les toca pagar 305,36€.  Como ocurre con otra vacuna que también se financian las propias familias es Rotateg en tres dosis, cada una cuesta 69,50%, que suman un total de 208,50€. Como ven, no son cantidades insignificantes.

La Junta de Castilla y León no las financia, como ocurre en otras comunidades autónomas. Todas las familias, que pueden claro está, anteponen la salud de sus criaturas al dinero, pero lo más grave es que este agravio no ocupa las principales portadas de ninguna prensa, porque ahora estamos más pendientes de quién será el presidente de Gobierno, o de si se mantiene intacta nuestra unidad territorial. Las Cortes se constituyen el día 13 de enero y con el mismo gobierno en funciones se pueden hacer propuestas de Ley, o lo que es mejor, derogar aquellas que han empeorado nuestra calidad de vida. Bien se podría comenzar por recuperar la sanidad pública que significa que lo imprescindible se subvenciona de manera obligatoria y sin hacer excepciones. Póngase sus señorías a leer todo sobre las vacunas, ya verán que sorpresa se llevan.