Sábado, 7 de diciembre de 2019

El pueblo ha hablado

Ahora le toca a los políticos descifrar las claves del lenguaje del pueblo, y no es un lenguaje fácil de interpretar.

Tal y como están la cosas, tanto PP como PSOE pueden formar gobierno, aunque, ninguno de los dos lo tiene fácil. Si atendemos a las matemáticas, la suma de los votos de los partidos de izquierdas serían suficientes para formar gobierno. Pero ese hipotético Gobierno, ¿cuánto duraría? Por otra parte, ¿los socialistas estarán dispuestos a tragar carros y carretas con tal de gobernar?

[Img #509569]Formar un gobierno de centro derecha, en teoría es posible, bastaría con que Ciudadanos, en lugar de abstenerse, apoyara al PP, cosa que no  está nada clara, porque ya han manifestado su decisión de no apoyar a nadie, como mucho se abstendrían. A no ser que su rechazo a Podemos les lleve a dar el sí al PP.

Todas estas combinaciones y muchas más, se podrán contemplar en una segunda ronda, en la que no se necesitará mayoría absoluta para la investidura del Presidente.

En este maremágnum en el que nos hemos metido, o nos han metido, es cuando tendremos ocasión de comprobar el calado de nuestros políticos. Es ahora cuando tendrán que demostrar si su preferencia es el Estado, el partido o ellos mismos. Si nuestros políticos tuvieran la talla que debe tener un político que aspira a gobernar un país como el nuestro, aparcarían sus diferencias, sus intereses personales y partidarios, hablarían, llegarían a acuerdos y terminarían formando un Gobierno de coalición entre PP y PSOE, algo que hasta ahora no ha ocurrido nunca en nuestro país.

Veremos si el Sr Rajoy, realmente piensa tanto en el bien de nuestra nación como dice y si es capaz de inmolarse políticamente, para facilitar la formación de un gobierno, más o menos estable.

Por otra parte, los socialistas deben atender a lo que los españoles hemos dicho, y lo que parece, según se deduce, de los guarismos que el resultado de las elecciones alcanza, es que  entre ambos partidos, PP y PSOE hay mayoría absoluta que permitiría esa gobernabilidad a poco que unos y otros se esforzaran.

Claro que, durante la campaña, unos y otros, se han dicho cosas que ahora no son fáciles de olvidar, y tener que convivir con alguien que piensa de ti lo que ellos se han dicho, no resulta demasiado agradable. Por eso, tal vez, lo más sensato sería que ambos partidos hablaran seriamente, poniendo sobre la mesa lo necesario para encontrar las condiciones de gobernabilidad que la situación en la que nos encontramos, exige. Situación, que ha sido provocada por la nefasta gestión de unos y otros, y que por lo tanto, aunque sólo sea por dignidad, deberían darle una salida justa, aunque para eso tuvieran que sacrificar sus respectivas carreras políticas y ceder el paso a otras personas que no estén manchadas por las muchas tramas de corrupción. Espero que alguna haya.

De todas formas, son muchas las variables que se pueden dar. Yo he pensado en la de PP y PSOE porque es la que ha votado la mayoría de los españoles. Sea cual sea la que al final consiga formar gobierno, espero que lo haga con la sensatez que los españoles hemos presumido que tienen cuando les hemos votado.

De momento, mientras lo arreglan o no, la Bolsa sigue cayendo más de un 2% en la primera jornada tras las elecciones, mientras que la prima de riesgo sube 11 puntos, hasta los 126.

Luis Gutiérrez Barrio