Jueves, 24 de octubre de 2019

20D: un mensaje para las bases socialistas salmantinas

El señor Fernando Pablos se mostraba ayer muy nervioso por la imparable remontada de Podemos en toda España y el protagonismo incuestionable en la campaña de nuestros encuentros con la ciudadanía salmantina alrededor de nuestras propuestas de programa. Acostumbrados a la planicie y sopor del Partido Socialista y sus dirigentes en nuestra provincia, Salamanca ha encontrado en Podemos, ¡por fin!, el espacio de profunda transformación, participación y democracia del que siempre se enorgulleció la tradición socialista vivida en muchos de nuestros padres y abuelos.

[Img #505129]¿A quién quieren engañar? La figura de Pedro Sánchez, envuelta en rigidez y exceso de marketing, así como un PSOE local en maridaje permanente con el Partido Popular (cosas veredes: el coche oficial de la concejala Cristina Klimowitz acoge muy bien a “socialistas de carnet” muy contentas de ostentar cualquier tipo de privilegio) traiciona -así nos lo trasladan en barrios y pueblos salmantinos una y otra vez- el espíritu de defensa de los de abajo, el blindaje a ultranza de los derechos sociales y la mejor tradición del voto de las mujeres en nuestro país.

Viene este PSOE salmantino de siesta perpetua, de veinte años de estepa incapaz de realizar una oposición real al peor de los Partidos Populares de nuestro país, incapaz de denunciar el clientelismo salvaje, asentado en un institucionalismo romo de reportajito en La Gaceta, aburrido, en blanco y negro al que nada le importó el exilio masivo de nuestros jóvenes, el avance implacable de la precariedad, la corrupción galopante y vergonzante, la venta de nuestra provincia al mejor postor ni la total ausencia de políticas de empleo.

Viene este PSOE, que sofoca a sus propios talentos (Soledad Murillo, maestras como tú merecen más respeto), a robarle a mi tierra la capacidad de cambio. Pues bien, desde luego que en Salamanca PODEMOS, desde luego que los y las socialistas de San José, Tejares, Pizarrales, Barrio Blanco, tierras de Peñaranda…que se emocionaron en el debate en el que Pablo Iglesias, ¡Pablo Iglesias! nos impulsó a no olvidar, a no olvidar las puertas giratorias del PSOE (Elena Salgado, la ex ministra Garmendia haciendo campaña por Ciudadanos, vínculos por todas partes con el Banco Santander…), a no olvidar a Carme Chacón acelerando los desahucios, a no olvidar la reforma con nocturnidad y alevosía del artículo 135 de la Constitución, a no olvidar vuestra posición en la Junta de Castilla y León frente a la mina de uranio del Campo Charro, desde luego que estos socialistas de corazón saben que sólo PODEMOS recoge la mejor tradición socialista de base de nuestro país. Sólo el voto a PODEMOS garantiza la defensa de los intereses de los salmantinos frente a vuestras deudas con los bancos. Sólo el voto a PODEMOS en Salamanca garantiza la lucha implacable contra la corrupción y el fraude fiscal. Los salmantinos ya saben quienes hablan como autómatas, desde su aburrimiento de no creer, de no hacer, de no vibrar, frente a quienes desde PODEMOS ponemos el alma y el cuerpo en defender, en Salamanca, lo nuestro.