Sábado, 15 de junio de 2019

Huérfano de resúmenes

[Img #501037]Es la segunda vez que llamo y aún no hemos llegado al ecuador de la temporada. Pero es que aún no lo entiendo. Y descuelgo el teléfono más que para preguntar, para dar respuestas. Me desahogo. Soy consciente de que mi interlocutor no tiene poder de decisión, es más, en ambos casos era un aficionado que empatizaba totalmente conmigo, que también se sentía perjudicado. Que acabábamos lamentándonos a dúo ambos dos.

Porque desde que empezó la temporada 2015-2016 de la Liga de Fútbol Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, las cosas no han hecho más que empeorar. Ahora los diez partidos de primera división comienzan el viernes y terminan el lunes. Los hay por la mañana, por la tarde y por la noche. Lo cierto es que yo sigo al mío sin mucha dificultad. Cuando juegan en el templo, junto al río, acudo con mi abono y mis hermanos. Vemos a los muchachos, les animamos y nos sentimos reconfortados por haber sido bendecidos con la gracia de ser rojiblancos. Y cuando juegan fuera, los vemos por la televisión de casa en la que –después de tres lustros de resistencia- he acabado contratando dos canales con los que me aseguro los partidos del Glorioso en las tres competiciones en las que participamos. Pero si me sacas del Atleti, se acabó. Este año para mí no hay Liga, ni Copa, ni Champions. No sé qué otros equipos compiten hasta que no vienen a nuestro estadio, desconozco a los jugadores contrarios, ni siquiera sé qué disposición táctica utilizan más o si han cambiado de entrenador, si sus campos se llenan como el nuestro, si cantan tanto como nosotros, si tienen algún chaval de la cantera o han fichado algún virtuoso y prometedor futbolista con el que soñar vistiendo la rojiblanca. No hay manera.

Porque resulta que este año los que mandan en la Liga del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria han adjudicado los resúmenes de los partidos de fútbol –con sus goles incluidos- a la televisión pública nacional. En exclusiva. Y lo que en principio parecía la mejor de las noticias: En TVE explotarán los resúmenes de los partidos y los podremos ver en prime time porque tienen a los mejores profesionales de la cosa y ellos inventaron “Estudio Estadio” se ha vuelto en nuestra contra. Porque parece que los que gobiernan y dirigen la televisión pública se han propuesto demostrar que lo público no funciona para desprestigiarlo y tender puente de plata a lo privado donde trincar no es delito sino negocio lícito. Aunque no cumplan su objetivo de servicio público.

Total, que ya no puedo ver los resúmenes de los partidos de la Liga del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria como el año pasado. Porque hasta esta temporada el menda lerenda (y otro millón de usuarios) estaba registrado en el canal de YouTube de La Liga donde, desde mi tableta, con las niñas y la parienta dormidas, ya en la cama, con los cascos puestos, me enchufaba media hora de resúmenes con las mejores jugadas de todos los campos, los goles, las paradas, los tiros al poste, las cabalgadas por la banda, las tarjetas mal sacadas por protestar y las no sacadas aunque la entrada fuese dura, arriba y por detrás. Ahora sólo se puede acceder a ese contenido desde fuera de nuestro país. Paradojas de la vida, los dueños del balón patrio han conseguido que la Liga española sea la menos seguida en España.

Pero lo peor es que los aficionados no parecen haberse dado cuenta. Un millón de suscritos en el canal de YouTube de la Liga –ya lo he dicho- donde no se puede ver ni un solo resumen. El poder de la tele, donde proliferan los programas futbolísticos sin fútbol, ha sustituido el espectáculo del deporte rey por los reyes del deporte y sus espectáculos. En un país como el nuestro donde no existía el periodismo sensacionalista, los empresarios han encontrado un filón repitiendo en bucle los 90 segundos a los que tienen derecho por jornada y sustituyendo la saludable dieta de los tres minutos de resumen bien contados por infames tertulias sobre peinados varios, cuentas de redes sociales y noticias del corazón dando gato por liebre al espectador menos avezado.

Dos veces he llamado a TVE para pedirles que cuiden más los resúmenes de los partidos. Dos veces he llamado para que sean más ágiles y los difundan en sus distintas plataformas. En Teledeporte, en La 1, en La 2, en RTVE.es. Dos veces he llamado y las dos me han atendido compañeros de profesión igual de indignados que también se sienten perjudicados. Huérfanos de resúmenes. Amantes de una Liga que se empeña en maltratarnos, en repudiarnos, en empujarnos a los brazos del Calcio, la Premier o a que deseemos con todas nuestras fuerzas que privaticen lo público –gestionado por directivos amantes de lo privado- para que se lo lleven crudo los de siempre y estemos así menos encabronados.