Sábado, 15 de junio de 2019

Manipular cifras

“Hay verdades, mentiras y estadísticas” (Winston Churchill)

[Img #497410]Todos sabemos que las campañas electorales tienen bastante de manipulación, y muchos políticos buscan escusas para falsear y ocultar evidencias recurriendo a estadísticas que manejan de manera tendenciosa para su propia conveniencia. Esto es lo que está haciendo el partido popular con sus fingidos discursos triunfalistas a la hora de analizar su gestión. Pero los ciudadanos no somos tontos ni ciegos y tenemos memoria, por eso y porque es difícil maquillar la realidad que vive la gran parte de ciudadanos de este país, ya no les creemos, sobre todo en materia de empleo. Los datos que aporta e interpreta el Gobierno, son medias verdades. Si bien el desempleo se ha reducido, se oculta que es debido, en mayor medida, a la reducción de población activa, es decir, menos parados porque hay menos personas en edad de trabajar.

También sería importante reflejar otros parámetros como el de la población española residente en el extranjero que ha aumentado más del 40%, porque aquí no encuentran trabajo, según los datos del INE. Por ello, en las estadísticas hay que ajustar los datos para no distorsionar su resultado.

Pero si analizamos la verdadera naturaleza del empleo que se ha creado en España, nos encontramos que se hace un uso inadecuado de la contratación fomentando precariedad, temporalidad, parcialidad involuntaria y bajos salarios que se han instalado y cronificando con la reforma laboral impuesta por el actual Gobierno. También comparar las cifras de afiliación a la Seguridad Social con el empleo es manipular, son estadísticas que aparentemente son iguales pero reflejan realidades diferentes, midiendo distintas variables difíciles de comparar.

Otros datos, como los aportados por el sindicato UGT sobre el uso que se está haciendo del Fondo de Reserva de la Seguridad Social pone de manifiesto la mala gestión en materia de Seguridad Social. En el periodo de estos cuatro años, el Gobierno, ha sacado más 45.000 millones de euros del Fondo de Reserva, a los que hay que sumar 8.621 millones de euros que ha dispuesto del Fondo de contingencias profesionales. Pero es más, ahora anuncia que va a sacar los 7.750 millones de euros, por lo que se reduce aún más el Fondo de Reserva quedando por debajo de los 33.000 millones de euros de los 66.815 que tenía en el 2011. Esto es una muestra más, de la aplicación desastrosa, de la política del partido popular, que está hipotecando el futuro de los trabajadores.

Lo que es evidente es que la falta de credibilidad del partido popular no se debe solo a los casos de corrupción, que ya es grave, sino a su forma de gobernar. Va a ser difícil convencer a los ciudadanos de las bondades de su programa después de rebajar pensiones, recortar en educación, sanidad y derechos sociales y fundamentales. Tomemos nota.