Viernes, 25 de mayo de 2018

Las planchadoras

Utilizaban una plancha de hierro fundido, que se calentaba en la chapa superior de las cocinas de leña y más tarde de carbón, hasta que a mediados de los años cincuenta del siglo XX fueron sustituidas por las eléctricas

Lavanderas en Santa Marta de Tormes

Lavar la ropa en el río se realizó hasta hace algunas décadas, de hecho, esta imagen es de 1964

El tradicional despacho de pan

Olvidadas quedaron aquellas tiendas, familiares y pequeñas, a las que se acudía exclusivamente a comprar este producto

La Plaza iluminada en los años 20

Ferias, eventos festivos o visitas reales sirvieron para impulsar la instalación de luces que realzasen el ágora de Salamanca

Los primeros concursos de belleza

En los años veinte se registraron varios certámenes en Salamanca, impulsados por la asociación de la prensa local

Palmeras en la Plaza Mayor

Postal coloreada del ágora, con un aspecto muy diferente al actual, ya que corresponde a principios del siglo XX

Hospital General Santísima Trinidad

Fundado en 1581 fue la fusión de los dieciocho pequeños hospitales que había en Salamanca por aquella época

La posada de la Cadena

Situada en la calle Pozo Amarillo frente a la calle Caleros, desapareció de Salamanca a comienzos de los años treinta

El periódico digital de 1932

En las primeras décadas del XX las principales noticias se exponían en un cartelón, bajo un arco de la Plaza Mayor 

La plaza del Mercado llena de vida

Este espacio tuvo numerosos nombres, como la plaza de la Verdura, del Caño, del Carbón, de Carboneros, atendiendo a las actividades que allí se realizaban

Medes, el famoso tamborilero de Villamayor

Nicomedes Castro viajó por toda España y parte de Europa ensalzando la música popular de Salamanca, en la segunda mitad del XX

La elegancia luce en la Plaza

La moda se exhibía de forma especial en el ágora y en los paseos por el centro de la ciudad

Los antiguos talleres de costura

A cargo de la maestra que regentaba el taller, una pequeña habitación, el grupo de aprendizas cosía bajos, sobrehilaban, pegaba botones y cremalleras sin parar

Salamanca en 1953

En esta imagen de familiares de Esperanza Vicente Macías, una gran aficionada a la fotografía antigua, se aprecian los cambios que ha tenido la capital charra desde mediados del XX

La calle Palominos en otros tiempos

La comunidad de palomas torcaces que abundaba en la zona dio nombre a esta monumental vía del centro histórico

Plaza de San Julián

Junto a sus soportales, albergaba un mercado donde se vendían melones y sandías

El mercado antiguo en la Plaza del Peso

El edificio de la Audiencia o de la Lonja, aparece parcialmente al lado izquierdo de la imagen, lugar donde más tarde se construiría el Gran Hotel en 1930

Los Huebra

La historia comercial y fotográfica de Salamanca se concentra alrededor de la familia de Luis González de la Huebra

Patio del Palacio de La Salina

En su día fue también depósito de la sal, de ahí el nombre de ‘Salina’. Actualmente acoge la sede de la Diputación Provincial de Salamanca

Desde el Teso de la Feria

Interesante panorámica para unas vacas, ajenas a su situación futura, ya que en este punto se hacía la compra venta de ganado para su sacrificio

Los antiguos afiladores

Muy frecuentes hasta las décadas de 1970-1980, luego comenzaron a ser más escasos, pero este oficio tradicional no se ha extinguido del todo