Jueves, 21 de junio de 2018

Artesanía del mimbre

Desde la Edad Media y hasta el siglo XVIII se mantuvo la destreza en la cestería utilizando mimbre

Desde la Edad Media y hasta el siglo XVIII se mantuvo la destreza en la cestería utilizando mimbre. En la actualidad existen muy pocos países dedicados a este cultivo y a la fabricación de cestos y muebles de esta fibra. La cestería del mimbre es un oficio artesano tradicional, cuyos orígenes se cree que están vinculados a dos zonas: Cuenca y Guadalajara, las cuales destacan por crecer esta planta.

Esta artesanía la hacían tradicional y principalmente los gitanos que se desplazaban de unos lugares a otros para hacer cestas, canastas, cedazos, costureros, etc., para después
venderlos principalmente a los agricultores.

Trabajaban una parte del mimbre para sus dueños y otra parte importante se la quedaban, y así cobraban el valor de su trabajo. La parte que trabajaban para sí los gitanos la vendían o la cambiaban por productos agrícolas y ganaderos según convenía a ambas partes.

En la actualidad, la cestería ha reducido mucho su producción, principalmente por la llegada del plástico y de los productos industriales frente a los artesanos.

Los cestos de mimbre ya no se usan como antes, hoy día tienen por lo general una función ornamental.

En la única población de nuestra provincia que se conserva aún esta artesanía del mimbre es en Villoruela.

FOTOGRAFÍA: Gitanos haciendo cestos de mimbre junto al río / Fotografía de Luis Cortés (1955).