Martes, 12 de diciembre de 2017

El día del trago

Antaño, en este día, se corrían los gallos en el Solano bajero en la tarde, que consistía en enjaezar los caballos, se colgaba un gallo atado en una soga y boca abajo, en el comienzo de la Calle el Barrionuevo, y eran los escancianos (los casados el año anterior) quienes cruzaban al galope el pasillo hecho por la gente, salían todos esgarrapichaos 

[Img #278588]

Lunes de Aguas en La Alberca, donde se celebra con vino. Y una vez más son las mujeres albercanas las protagonistas, en este caso por su valentía. Ya decíamos tresantié que ellas salieron en ayuda de sus hombres para evitar el saqueo de las tropas portuguesas llegadas en ayuda de Doña Juana la Beltraneja, allá por el año del Señor de 1546.

[Img #278586]Antaño, en este día, se corrían los gallos en el Solano bajero en la tarde, que consistía en enjaezar los caballos, se colgaba un gallo atado en una soga y boca abajo, en el comienzo de la Calle el Barrionuevo, y eran los escancianos (los casados el año anterior) quienes cruzaban al galope el pasillo hecho por la gente, salían todos esgarrapichaos, siendo el último quién debería arrancarle la cabeza a su gallo, los primeros tocaban al gallo para dificultar que el último le arrancara la cabeza, ya desde hace años se prohibió dicho acontecimiento, y bien prohibido está.

Una vez pasado los gallos, con gran algarabía y al toque de tamboril y gaita,  nos dirigimos a la Plaza, donde los escancianos (palabra que viene de escanciar), escancian el vino, van acompañados cada uno por un concejal, lo [Img #278587]llevan en unos recipientes llamados “galletas”, son de cobre, y el vino es servido en unos “barquillos” de plata con inscripción del siglo XIII, y se pasan por los corros donde los hombres se lo toman, y fue un Alcalde que viendo que las mujeres no bebían, quien sacó a las mujeres que eran quintas para con bandejas de embutidos, obleas y florestas repartieran para que todos, hombres y mujeres disfrutaran de la fiesta.

Y dado que se sabía que el vino se sube a la cabeza, ese día se come el “limón”, plato que lleva naranjas, limón, huevo, ajo, aceitunas y carne asada, todo rociado con abundante aceite, que recubre el estómago para que el alcohol no se suba a la cabeza. También era costumbre dar una damajuana de vino al pastor.

[Img #278589]Y allí entre vino y vino, chiscaban su cigarro con aquellos chisqueros de mecha amarilla, bebían con cuidado de no añulgarse, y los niños burlando a la autoridad, le pedían al escanciano escanciara en sus pucheros, lo hacían incluso dándose algún cogotón, o patada en las canillas, algunos incluso pareciera que su puchero tuviera  cogüelmo, los había un poco agüinos, pero con mucha albeliá, para acabar algunos derrabillaos.

Fue este el decreto para esta fiesta:

Yo, Doña María de Toledo, Duquesa de Alba, Marquesa de Coria, etc…, hago saber a Vos, Vernaldino de Henao, Corregidos que sois de mi vill de Granada, e a otro cualquier que de aquí adelante fuere, e a vos los alcaldes e regidores e Procurador del Conceijo de mi lugar del Alberca, que por parte del dicho lugar me fue hecha relación por su petición diciendoque el dicho Conceijo del Alberca, tiene costumbre muy antigüa, en cada año hacer una proscisión  a nuestra Señora de la Peña de Francia; la cual hacen el Martes de Pascua de Espírito Santo y otra el lunes  que llaman de Albillo que es después del Domingo de Quasimodo, en la cual van a Nuestra Señora de Majadas Viejas, y el Lunes de Pascua de Resurrección sacan al exido del Pendón del dicho lugar, que ganaron cuando la guerra de Zamora.

Y así sigue dicho decreto al final firmado en la Villa de Alba, el siete de Mayo de mil e quinientos e cuarenta e siete años. Yo la Duquesa Marquesa".

Y con gran algarabía termina esta fiesta del lunes de Aguas, que en La Alberca celebramos con vino.

                                                                                                               Andrés Barés Calama

[Img #278590]