Sábado, 16 de diciembre de 2017

El Día del Pendón en La Alberca

(...) Fueron las valientes mujeres quienes arrebataron a las tropas portuguesas el Pendón del Prior de Ocrato de Lisboa, conservándose el auténtico en una vitrina del Ayuntamiento de La Alberca

[Img #276405]

En el día del Señor de… El lunes de Pascua, se celebra cada año en La Alberca el día del Pendón. Antonio de Portugal, Prior de Ocrato, (Lisboa 1531),  llamado El Determinado, acudió con sus tropas a España en ayuda de Doña Juana la Beltraneja, y  pasaron en su intento de saqueo por La Alberca, saliendo los hombres albercanos a su encuentro enfrentándose a ellos en el paraje desde entonces llamado  Las Matancias, pero no acudieron solos, ya que las mujeres albercanas también acudieron junto a los hombres, y fueron estas valientes mujeres quienes arrebataron a las tropas portuguesas el Pendón del Prior de Ocrato de Lisboa, conservándose el auténtico en una vitrina del Ayuntamiento de La Alberca.

[Img #276415]Lunes de Pascua, Plaza Pública de La Alberca, 12 de la mañana, el Pendón ondea en el balcón del Ayuntamiento, y son los quintos quienes llegan a lomos de sus caballos enjaezados para el evento, quienes recogen dicho Pendón, siendo uno de ellos el portador del mismo hasta las eras chicas, donde está ubicada la Ermita de San Blas, siendo acompañados por los albercanos y visitantes, así como por el tamborilero y las quintas.

Una vez en la Ermita, el Pendón es subido hasta su espadaña,  donde es atado para presidir esta tradicional fiesta, y es en ese momento cuando los quintos con unas jarras llenas de vino y unos vasos, dan de beber a todo el mundo, junto a las quintas que llevan unos palmeros o bandejas llenas de hornazo troceado, para que se pueda degustar con un buen vaso de vino.

Y es el tamborilero quien ameniza la fiesta con sus sones, tocando fandangos y picaos, y así poder bailar con alegría y salero por todos aquellos que estén dispuestos.

Mientras los más pequeños se arremolinan alrededor de los puestos de turrones, almendras, y caramelos, para jugar a los cartones, cartas pegadas sobre un cartón y que son comprados para probar suerte y si te toca al cortar la baraja, poder canjear el importe en productos del puesto.

Son los mayores más deportistas los que se echan sus partidas en el “juego pelota”, o a tirar a la “palanca”.

Y así trascurre la mañana, siendo en la tarde cuando es bajado el Pendón de la espadaña, por un quinto, que al llegar al suelo se abalanzan sobre el las mujeres, pues ha de ser bajado el Pendón hasta el Ayuntamiento por una mujer casada. Y ahora, a esperar al lunes de Agua, que en La Alberca se festeja con vino.

                                                                                                            Andrés Barés Calama

[Img #276416]