Domingo, 17 de diciembre de 2017

Arte y artistas

[Img #244837]

Toda  manifestación del ARTE significa una generosidad de quien la manifiesta. Una entrega gozosa ya que la Belleza es manifestada para ser  compartida o para que sea por todos  poseída, o bien el individuo logre percibirlos. El artista es la persona afectada por necesidades físicas y por pasiones del ánimo: influencias de su ámbito cultural, de sus ideales; razones de odio, de amor o de afinidad; búsqueda de aventura, gloria o emoción… En el hombre común estas influencias se manifiestan de mil maneras en su profesión o en su vida cotidiana, dando testimonio de una forma de ser, de una actitud para vivir. En el artista estas motivaciones, se manifiestan abiertamente por medio del lenguaje, por la palabra escrita, por la creación de imágenes, escultura, arquitectura, música…  combinada en una urdimbre sutil donde vibraciones comunes inherentes a todos los seres humanos, se transforman en vibración mágica de belleza. Aquí la belleza, como cualidad intangible  se realiza por medio de esa forma de ser de un individuo, dotado de capacidades creadoras.

[Img #244835]

Es su forma de vivir las sensaciones vitales más trascendentes, y se realiza en su forma de crear  forjando un estilo peculiar. El estilo personal de un artista.  Un hombre, una mujer, realiza su obra a partir de una conmoción estética, frente al descubrimiento instantáneo de valores de belleza en ciertas emociones o en ciertas cosas materiales, para comprometer su obra a la  posesión y manifestación de esos Valores Superiores encontrados por una mente intuitiva, clara y generosa.
El artista posee dones para todos y organiza sus facultades con la tendencia expansiva, hacia la demostración pública de sus descubrimientos estéticos, desarrollados en soledad fecunda, para compartir desde ellos la admiración colectiva. No, hacia su persona humana común, sino hacia la obra creada – original- y hacia la personalidad creadora, que hasta el momento de la entrega artística permanecía secreta. 

[Img #244833]


El creador busca la armonía, la unidad mística en un todo concretado en su obra  desde la pluralidad de sus sentires intelectuales y sensibles. Una infinita gama de la emoción y del entendimiento que le pone en contacto con otra dimensión que desde su interioridad  le transporta a mundos nuevos descubiertos en el acto mismo de la creación. Es una suerte de magia donde actúan la imaginación, la fantasía, y toda un abanico de emociones (angustia, alegría, frustraciones, entusiasmo…) para converger en una necesidad ineludible de mostrarse, en determinada y exigida personalidad. La creación artística es un gozo. Y cada creador siente ese gozo, magia o deslumbramiento en forma diferente. Así han nacido obras de Arte que muestran el  misterio del que las ha creado.

[Img #244834]


Pero nadie ha podido, y seguramente nadie ha de poder con la obra creada, explicar lo inexplicable- Ese ardor del entusiasmo; esa admirable facultad de hacer real lo no existente. Esa posesión del ser, por un yo mismo, superior y hondo que late en cada uno.
Esencia real pero intangible, que sobre algunos seres vierte su luz a manos llenas, mientras niega a los más el secreto de su esplendor.

[Img #244836]