Miércoles, 18 de julio de 2018

Un partido de risa

242

Si los españoles logramos hacernos críticos algún día, no nos quedará más remedio que reconocer que el PP es un partido de risa.

Presumen de tener 800.000 afiliados, pero sólo pueden votar en las primarias 66.700 (el 7,67%).

La ganadora obtiene 21.500 votos (el 2,69% de los afiliados) ¡Y se siente legitimada!

A otros les aplican lo de que gobierne la lista más votada, pero ellos se enfrascan en una segunda vuelta, sin aceptar lo que predican.

La organización de las elecciones fue una chapuza integral, sin urnas preparadas (muchas de ellas absolutamente opacas), con denuncias de presiones, con una prensa para la que sólo existían tres candidatos, con papeletas sin sobres…

Maestros en manipular las palabras; soberanos a la hora de mentir a los ciudadanos… Y a sus votantes.

Si los españoles logramos hacernos críticos algún día, el PP dejará de existir.