Viernes, 20 de julio de 2018
La Sierra al día

Mario Rivero gana el concurso de vinos artesanales de la Sierra de Francia

SEQUEROS | El jurado, liderado por José Fausto y Antonio Hernández, probó una treintena de vinos artesanales de toda la comarca
El jurado del concurso, organizadores y ganadores disfrutaron de una jornada gastronómica en Sequeros

Sequeros acogió en la jornada de hoy una nueva edición del concurso de Cata de vinos artesanales. Se trata de un antiguo certamen que se celebra desde hace 26 años y que tuvo su origen en Garcibuey. El concurso, que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Sequeros y la Diputación de Salamanca, formó el habitual jurado de expertos encabezado por el organizador José Fausto Cabezas y Antonio Martín Hernández, presidente de la Asociación de Cata Consumidores Finales, además de la presencia del alcalde, Mauricio Angulo.

En esta ocasión se presentaron un total de 28 vinos procedentes de toda la Sierra de Francia. 18 caldos tintos, 5 rosados y 5 blancos. El jurado comenzó una larga sesión de cata y deliberación, mientras que organizaban otras propuestas para los participantes, como un taller de aromas y una visita turística a la localidad. Por la tarde tuvo lugar la entrega de premios, una vez que el jurado decidió cuales fueron los mejores vinos, siempre a ciegas y en el más absoluto anonimato. 

En vinos tintos, el tercer premio fue para Bodega Galán, de Sequeros. El segundo premio para Peña El Ciego, de Garcibuey, y el primer premio para Manuel Alejandro Martín, de Miranda del Castañar.

En rosados, el tercer premio fue para José González de Miranda del Castañar; el segundo para Mario Rivero de Madroñal y el primer premio para José Martín de Villanueva del Conde. 

Finalmente, en vinos blancos solo se entregan segundo y primer puesto. El segundo premio fue para José González, de Miranda del Castañar, y el primer premio para Mario Rivero de Madroñal, vino que además recibió también el galardón al Mejor de los Mejores de esta edición, siendo el mejor vino de todos los catados en la sesión. 

Antonio Martín destacó que los vinos de la Sierra de Francia han evolucionado mucho: "Este concurso se creó precisamente para evitar vinos mal fermentados y en mal estado en bodegas caseras. Y desde ese entonces han pasado 26 años en los que los vinos se han depurado, han evolucionado y ahora se hacen mucho mejor y con más calidad que antes. El cambio es sorprendente. Especialmente los blancos y rosados, que este año han sido especialmente buenos. Sobre todo los blancos, bien cuidados, transparentes y con un gran sabor. Espero que esto sirva de ejemplo y los productores se atrevan más con estas especialidades".

El organizador, José Fausto, señaló que la próxima edición del concurso tendrá lugar el año que viene en Herguijuela de la Sierra. "Queremos que cada año se involucren más y más productores, que esta es una buena oportunidad de hacer sierra, que se conozcan los rincones de nuestra comarca y especialmente la gastronomía".

  • Mario Rivero se alzó con el premio al Mejor de los Mejores con su vino blanco