Miércoles, 18 de julio de 2018
Las Arribes al día

Vitigudino dedica una calle a Inés Luna Terrero

VITIGUDINO | Coincidiendo con el día de su nacimiento, hace 133 años, se sucederán varios actos en su memoria

Si Inés Luna dejó tras de sí una huella imborrable, aún viva de la mano de la Fundación que lleva su nombre, a partir del próximo 2 de julio coincidiendo con el día de su nacimiento hace 133 años, será más notable tras el homenaje que se desarrollará en su memoria en Vitigudino.

Con una misa en la Capilla del Pilar a las 10.30 horas, al que seguirá una ofrenda ante su tumba de una corona de flores por los representantes del Patronato, comenzarán los actos en recuerdo a Inés Luna Terrero.

Entre ellos destaca el descubrimiento de la placa a una calle que llevará el nombre de Inés Luna Terrero, organizado por el  Ayuntamiento de Vitigudino, representado por Germán Vicente (Alcalde y Patrono de la Fundación Inés Luna Terrero). Será la conocida hasta ahora como Cuatro Calles, y que parte de la calle San Roque, frente a la calle Trinquete, hasta la bifurcación con las calles Tomás López, Pilar Santiago y Moral.

Para finalizar, en El Cuartón de Traguntía, habrá una presentación del resumen del trabajo realizado por la Universidad de Salamanca a cargo de Begoña Gutiérrez San Miguel, profesora titular de la Universidad de Salamanca-Comunicación Audiovisual.

El Ayuntamiento de Vitigudino y la Subdelegación del Gobierno han trabajado conjuntamente en la organización de este homenaje a Inés Luna Terrero, una mujer más cercana por su filosofía y forma de entender la vida a las generaciones actuales que con las que le tocó convivir en la primera mitad del siglo XX. Aunque para evadirse de sus tormentos estaba El Cuartón, su finca de Traguntía en la que pasaba largas temporadas. En este lugar de esparcimiento en su azarosa vida, levantó un palacete y aún hoy le espera su pequeña iglesia de estilo maronita, orden que agradeció su invitación portando hasta esta morada cedros del Líbano.

Labor social de la Fundación

Inés Luna nació en Bagnères de Luchon (Francia) el 2 de julio de 1885, era hija única fruto del matrimonio formado por el abogado e industrial Carlos Luna, impulsor de la llegada de la electricidad a Salamanca, y de Inés Terrero, procedente de una ilustre familia de pasado aristocrático.

A los 68 años falleció en Barcelona aquejada de un cáncer de mama. Sin herederos directos y sin haber dejado testamento, el Estado pasó a ser administrador de sus bienes creando la Fundación que lleva su nombre y que está presidida en la actualidad por el subdelegado del Gobierno, Antonio Andrés Laso.

Desde su constitución, la Fundación Inés Luna Terrero ha repartido más de 3,4 millones de euros en ayudas culturales y benéfico-sociales. Los últimos datos hechos públicos sobre la concesión de ayudas corresponden a 2015. Durante ese ejercicio la Fundación Inés Luna repartió 100.000 euros en ayudas culturales y otros 100.000 euros en ayudas benéfico-sociales. Respecto a las primeras, se entregaron 11 becas para alumnos de Educación Secundaria (4.000 euros); 14 becas para estudiantes de la Universidad Pontificia (28.000 euros); y 39 becas para alumnos de la Universidad de Salamanca (47.000 euros). Además, junto a estas 64 becas, se han repartido otros 20.000 euros para ayudas culturales a las dos universidades salmantinas.