Martes, 17 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

“Estamos estudiando a ver cómo podemos hacer para poner en funcionamiento la residencia”

EL PAYO | En las horas previas al arranque de las fiestas de San Juan, Ciudad Rodrigo Al Día ha charlado con su alcalde, Agapito Pascual

El Payo dará arranque a última hora de la tarde del viernes sus esperadas fiestas en honor a San Juan, que se prolongarán hasta el domingo a la hora de comer. En la víspera del inicio, Ciudad Rodrigo Al Día ha charlado con el alcalde de la localidad, Agapito Pascual.

-La pregunta habitual, ¿cómo se presentan las fiestas?

-Como siempre. Aquí cuando más mogollón hay es en agosto, que hay más gente. Ahora el que no está al pasto, está a otra cosa, andan todos a 200 por hora, que si llueve, que si hay tormenta, todos corriendo… En el encierro sí, vienen de otros pueblos de alrededor, aunque el mismo día están Robleda, Navasfrías, Coria,… Va a ser un poco descafeinado, pero hay que hacerlo como todos los años y no hay más.

-¿Cuántos Quintos hay este año?

-Tres. Dos de fuera y uno del pueblo. El pino tuvimos que ir todos a echar una mano.

-La estrella son las actividades taurinas…

-Sí, pero hemos acortado lo de los encierros a caballo, porque nos dio unos problemas terribles a El Payo y a muchos pueblos de alrededor, con las denuncias esas tan fuertes que vinieron. A mí me pusieron una de 1.200€, y a la teniente de alcalde, de 2.000€, una denuncia personal, que eso nunca se había visto. Nos ha dejado jodidos con esto. Así que vamos a hacerlo simple, simple, y evitar problemas.

Va a ser lo mismo que el año pasado. El camión llega a la plaza del pueblo, de ahí sacamos una por una hasta que vayan a la otra plaza. En ese encierro, que corra la gente hasta que se harte de correr para arriba y para abajo. Procuraremos que no haya ningún contenedor ni un coche ni nada dentro del recorrido.

Una vez que entran en la otra plaza quedan encerradas en los chiqueros. Terminan las 6 vaquillas, se cierran todas las puertas y se acabó. Por la tarde la capea dentro de la Plaza. Procuraremos que no haya borrachos ni menores de edad y todo eso para evitar problemas, Los menores tendremos que ocuparnos un poco la Guardia Civil, los padres y yo. ¿Y cómo manejas tú eso, cómo impides entrar? Temblando estoy, porque ya estamos de problemas hasta la coronilla.

-Dejando a un lado, las fiestas, ¿cómo está la situación del Ayuntamiento?

-Ahora ya vamos tirando, ya vamos teniendo dinerito, porque lo hemos pasado muy mal: no teníamos un duro. Y con la enfermedad de los pinos, que hemos estado 4-5 años sin poder vender pinos ha sido un desastre. Ahora que se ha quitado lo del nematodo, ya vamos teniendo algún dinerillo.

-Uno de los proyectos, y con los Planes Provinciales, va a afectar a calles…

-Vamos a echar aglomerado a todas las calles que están saneadas por abajo (que ya está la mitad del pueblo saneado), con las aguas sucias, las aguas pluviales, las aguas potables,… Todas las calles que tienen metido todo eso, vamos a echar una capa de aglomerado. Las calles están muy mal, hay muchos pozos y la gente se retuerce los tobillos,… Echaron arena con poco cemento, y eso se va levantando entre el hielo, el agua, y el tiempo.

-¿Tienen algún gran proyecto en mente?

-Nos hemos metido con la famosa residencia, que estuvieron 18 años para hacerla, y hemos tenido que derrumbarla toda, porque no cumplía ninguna norma. Ya la hemos vaciado por dentro: hemos tirado tabiques, puertas,… Estamos estudiando a ver cómo podemos hacer para ponerla en funcionamiento, esperando a hacer una nueva redistribución para poder abrirla porque tenemos mucha gente en el pueblo muy mayor, viven solos, y es triste. Los hijos están fuera, están en Francia, en Barcelona, en otro sitio, y las personas mayores están solas.

La gente me dice: Agapito, por Dios, aunque sea comer caliente, y de noche estar en una habitación que sepas que hay alguien al lado, cerca, por si me pasa algo, porque solita en casa sobre todo esas noches de invierno tan largas, pues es muy triste. Personas con más de 90 años, y viven solas. Se me arranca el alma cuando esas mujeritas me dicen: Agapito, tú te das cuenta esas noches de invierno tan largas, y yo sola en casa, no me duermo solo pensar que me entre un dolor o algo.

Y me dicen, haz lo que sea, pero no me saques del pueblo, porque yo en el pueblo, mientras pueda andar, salgo de la residencia, me vengo aquí, y puedo hablar con las vecinas, con gente que conozco, y puedo ir a mi casa a abrir las ventanas; si me llevan fuera, donde no conozco nadie, con quién hablo también. Yo las entiendo.

-¿Hay algún plazo?

-No. Ya lo hemos derrumbado todo y se está trabajando para ponerla en marcha. Ahora ya hemos recuperado un poquito el dinero y lo vamos a invertir ahí. Hasta ahora no hemos podido hacer nada, no teníamos un duro.

-Recientemente, también han mejorado la iluminación…

-Hemos puesto 65 farolas de led, precisamente el lunes por la tarde pagamos ya la factura. Fue terminar y se pagó, así es como funciona el país. Si ahora yo le retengo el dinero a esa empresa, ya les estoy fastidiando.

-Por último, ¿qué trabajos de mantenimiento se están realizando?

-Hemos limpiado pistas, y desbrozado cunetas de las pistas, que estaban llenas de pinos que salen como la mala hierba. Y sirven al mismo tiempo de pistas y de cortafuegos. Además hemos hecho unos servicios en la zona recreativa de La Pesquera, lo hemos terminado hace pocos días, porque era muy feo que el día de las vaquillas, que van allí 600-700 personas, quedaba de pena. Y hemos decidido hacer unos servicios.