Martes, 17 de julio de 2018
Ciudad Rodrigo al día

“La prioridad que fijamos a nivel local es seguir manteniendo la gente empleada que tenemos”

ROBLEDA | A última hora de la tarde del viernes darán arranque las esperadas fiestas en honor a San Juan

La localidad de Robleda está en plena cuenta atrás para iniciar a última hora de la tarde del viernes sus fiestas en honor a San Juan. En la víspera de arrancar las celebraciones, Ciudad Rodrigo Al Día ha charlado con su alcalde, José Luis Varas.

-La pregunta de rigor, ¿cómo se presentan estas nuevas fiestas de San Juan?

-Como siempre, con ilusión. Los quintos sobre todo, que ya están ahí preparando para mañana el hoyo, y tirando cohetes con mucho ímpetu e ilusión, como no puede ser de otra manera en los quintos. Y el resto pues parecido.

-¿Cuántos Quintos tenéis este año?

-De aquí que vivan en el pueblo, hay 3, y luego de los que vienen de fuera hay otros 3. De momento no se pierde la tarea de los quintos.

-El programa sigue los mismos parámetros que el año anterior…

-Sí, reduciendo un poco porque con la regla de gasto no puede ser de otra manera: si quieres gastar en otros asuntos hay que quitar de algún sitio. Entonces tenemos encierro y capea el sábado, y el domingo el día del patrón haremos la misa del santo y una comida popular con charanga. El viernes por la noche hay una discoteca móvil, y el sábado hay una orquesta . Esperemos que a la gente le guste, y pueda disfrutar de las fiestas, que bailen y se pase todo bien, que es lo que hace falta en estos casos.

-Y que haga buen tiempo, que está revuelto…

-El tiempo anda de tormenta ahora mismo [en la tarde del jueves], anda aquí tronando… a ver si nos deja.

-Durante estos días coinciden las fiestas de San Juan en Robleda, El Payo y Navasfrías, ¿alguna vez se ha hablado entre las localidades para intentar coordinar algo, aunque solo sea el horario de los encierros para que no coincidan?

-La verdad es que alguna vez lo hemos hablado, pero es el santo de los tres pueblos, y es más, esta tarde he estado en Valde Espino, en La Raya, y también lo celebran. Es muy popular en la zona, por lo que sea pues coincide en muchos pueblos y nadie quiere cambiarlo. Y claro, los fines de semana es cuando vienen los del pueblo que están viviendo fuera, y lo tienes que concentrar en el fin de semana. La verdad es que no, que no hay mucha coordinación, porque todo el mundo quiere hacer la fiesta en su pueblo cuando toca.

-Ustedes además doblan fiestas, con otras celebraciones en agosto, ¿qué se puede esperar de las mismas?

-La verdad es que lo vamos concentrando un poco más en los rejones, porque es una fiesta que da ‘menos problemas’ que las populares. Porque al final nos aprietan cada vez más con los festejos populares, que tampoco tiene demasiado sentido, porque tampoco hay tantos problemas y tantos accidentes como se nos dice desde Delegación. Así este año lo hemos concentrado un poco más en los festejos mayores. Y así vamos haciendo, según se va pudiendo y nos van dejando. En el pueblo de Portugal donde he estado me comentaban que ya no hacían festejos taurinos, porque también hay mucha pegas y cuestan mucho dinero, entre seguros, veterinario,…. Por desgracia se va perdiendo un poco la tradición a medida que van bajando los pueblos de habitantes. Es una pena, pero supongo que será parte de la evolución.

-Hemos entrado ya en el último año de la presente legislatura, ¿qué proyectos tiene Robleda en el horizonte?

-Los proyectos son seguir con los mismos: seguir manteniendo la gente empleada que tenemos, que es la prioridad que fijamos a nivel local, puesto que entiendo que no puede ser de otra manera. Si queremos que los pueblos no se mueran de una vez, tenemos que fomentar o seguir fomentando el empleo local. Nosotros la verdad es que nos gastamos la mitad del presupuesto en eso, y estamos contentos. Tenemos trabajo y lo aprovechamos a nivel local. Ese es el principal.

Luego como siempre tenemos proyectos de los Planes Provinciales. Acabamos de aprobar los proyectos, y los llevaremos a cabo en dos anualidades, un poco a últimos de este año y otro en la que viene. Eso es un poco lo primordial: seguir manteniendo los recursos que tenemos, y mejorándolo en la medida de lo posible de cara al tema ganadero y forestal, porque es lo que da de comer al pueblo, la verdad. Si tenemos en cuenta que hay 35 ganaderos, y otras 15-20 personas en el sector forestal, la mayor parte de la empleabilidad local está ahí. Para nosotros es lo primordial; luego lo otro será lo que se vaya pudiendo con ayudas externas.

-Hace unos días reclamaban que la Diputación completase el arreglo de la vía que va de Robleda a El Sahugo. ¿Ha habido alguna novedad?

-No, no hemos tenido ninguna. Quedamos que íbamos a concertar una cita a través de nuestros representantes, pero se nos han venido las fiestas encima, y no hemos vuelto a hacer nada. Pero ya me parece a mí que hasta otra anualidad no se podrá hacer nada. Intentaremos reivindicar a ver si el año que viene puede entrar en las subvenciones de caminos, porque por otro lado no se puede.

Diputación dice que no es suyo y nos ayudará cuando les parezca. En fin. Es una pena. Lo que no entiendo es que digan que es el camino de otro camino cuando es el que se hizo originalmente por Confederación, que sale de Robleda, de la Comarcal 526, y va hasta El Sahugo. Y es el único que está asfaltado. La pena es que no nos digan las cosas a tiempo, y luego digan que eso es otro camino. Si al menos se hubieran dignado a enviarnos el proyecto y ver que eso quedaba fuera, hubiéramos podido maniobrar para intentar haberlo arreglado y que hubiese quedado todo uniforme, pero no ha sido así. En fin, no puedo hacer otra cosa que aguantar con lo que va llegando.

-Para concluir, un mensaje para estos días de fiesta…

-Un mensaje de tranquilidad, que la gente disfrute de las fiestas del pueblo, que pasemos unos días bonitos, porque luego el invierno es muy largo. Ahora ya empieza el sol, y hay que disfrutar un poco de lo que viene. En ese sentido, las fiestas están para eso, para que la gente lo pase bien.