Sábado, 23 de junio de 2018

México ante la hipocresía y la corrupción

El ‘PRI’ fue un Partido Revolucionario Institucional Tecnócrata Neoliberal, fundado el 4 de Marzo de 1929. Desde entonces, todos los Presidentes fueron del ‘PRI’ hasta que se produjo la primera derrota en las elecciones federales, en el año 2000, cuando ganó por primera vez un representante  de la oposición,  Vicente Fox, del PAN (Partido de Acción Nacional), de ideas liberales, y fundado el 16 de Septiembre de 1939.

En este país se vienen celebrando las elecciones con un sistema totalmente dado a la corrupción, pues se vota con una credencial que puedes vender y lo hacen a cambio de unas bolsas de comida o unos cientos pesos (su moneda). Esto conlleva que los partidos corruptos pueden comprar votos con dinero robado al Estado.

Es lamentable ver a México, un país rico en recursos como el petróleo, con sesenta millones de pobres, que además, y por si fuera poco, ahora se enfrenta a unas elecciones con camiones de comida por todo el país para la compra de esas credenciales del voto.

Si siguen gobernando los mismos que han vendido todos los recursos para su propio interés, un México donde ya solo les queda vender el agua y seguido el aire que respiran, es decir, si quieres respirar, ¡PAGAS!.

Una de las muchas maneras de engañar a este buen pueblo muy religioso con su Virgen de Guadalupe, es a través de mensajes religiosos llenos de hipocresía. En el caso del candidato del PAN Ricardo Anaya, su esposa Carolina Martín es de misa y rosario diaria, y sus niños los consagran al Sagrado Corazón de Jesús y de María. Son personas de acción social  y  está contra el aborto y el matrimonio gay, y el único candidato que yo veo decente y no implicado en nada corrupto es López Obrador, diciendo que es definitivamente el diablo, el que los va a llevar al comunismo “que es anti Dios”. Estos mensajes sirven para crear miedo en la población, diciendo que ellos son las buenas personas.

Pero ojo con lo de las buenas personas, pues recuerdo a una que era vegetariano, no probaba el alcohol, fue siempre fiel a su esposa, era sumamente inteligente y se llamaba Adolf Hitler. Sin embargo se les olvida explicar que el primer comunista que hubo sobra la tierra se llamaba Jesús de Nazaret, pues proclamaba la igualdad y la justicia igual para todos.

Jesús no puede nunca estar con aquellos que han creado sesenta millones de pobres, con aquellos que han vendido a México y que son unos traidores a su país. Él siempre estuvo al lado de los que padecían, de los más humildes, y siempre estaba acompañado de prostitutas o de gays, pues amaba a todos por igual, pues todo el mundo tiene derecho a ser feliz.

Y cuando Jesús cogió el látigo fue para utilizarlo contra los ricos, contra los mercaderes, de los que llegó a decir que era más difícil que un rico entrara en el Reino de los Cielos que un camello pasara por el agujero de una aguja, por lo que hay que echar del poder a todos los que durante los últimos noventa años han hundido a México.

Yo quisiera decir a los mexicanos, un refrán árabe: “la primer vez que te engañan la culpa es de quien te engaña, pero la segunda vez la culpa es tuya” y los mexicanos ya saben quiénes son los que los han engañado durante estos últimos noventa años, luego si los votan pasarán a ser cómplices de lo que hagan contra el pueblo.

A los que hablaban de forma hipócrita y para engañar utilizando  la religión, Jesús los llamaba “sepulcros blanqueados”.

Desde mi forma de ver, el único candidato a votar en estas elecciones en México es a Andrés Manuel López Obrador del Partido ‘MORENA’, pues al menos eligen a una 

persona honrada, capaz de regenerar a México aunque se tarden varias generaciones, que no es poco.

Suerte el próximo 1 de Julio a todo el pueblo mexicano de buena voluntad, valentía y honradez.