Sábado, 23 de junio de 2018
Alba de Tormes al día

Malas Compañías y Mezquita Bar, el penúltimo rock and roll

Cesar Jesús Moro, Javier Recio, Javier Carrasco, Pablo Vicente y Víctor Blacksmith mantienen viva la llama del rock en la villa ducal
Malas Compañías nació en el año 2013. FOTO: Rubén Vicente

En España son muchos los grupos emergentes que intentan encontrar su hueco en el mundo de la música. También algunos de estos grupos surgen por amistad y por el simple hecho de disfrutar tocando música en directo. Durante los últimos diez años, tres han sido los grupos que han nacido en Alba de Tormes por alguna de estas dos razones: Netheril, J-Clank y Malas Compañías. Precisamente es Malas Compañías el único grupo en activo actualmente y también el último que surgió en la villa ducal hace cinco años.

Antes de formar parte de Malas Compañías, Javier Carrasco, Javier Recio, Pablo Vicente  y Víctor Blacksmith habían desarrollado su trayectoria en diferentes ámbitos del mundo de la música. La voz de Javier Carrasco pudo escucharse en orquestas, la guitarra de Javier Recio en grupos como J-Clank, la percusión de Pablo Vicente en la Banda de Música de Alba de Tormes y Salamanca y los acordes de Víctor Blacksmith en quintetos como 'Last Quarter' entre otras reconocidas agrupaciones musicales.

La casa de Javier Carrasco, situada en Torrejón de Alba, ha sido testigo de la historia del grupo. Es allí donde disponen del local de ensayo y donde ponen a punto las canciones que sonarán en los conciertos. Actualmente su repertorio incluye más de treinta canciones que procuran "no salirse del esquema del rock" aunque Malas Compañías siempre busca interpretar canciones que no se escuchan habitualmente, con un enfoque propio.

Mezquita

Veinticuatro años contemplan la historia de 'La Mezquita', el bar de Cesar Jesús Moro que cada fin de semana rinde homenaje a la mejor música rock de todos los tiempos. Un local que siempre ha brindado la oportunidad de actuar a grupos de pop -rock emergentes y que está íntimamente ligado al nacimiento de Malas Compañías, porque allí trabajó durante varios años Javier Carrasco, voz del grupo.

'La Mezquita' es el único bar de Alba de Tormes cuya cultura musical está basada en el rock and roll, un punto de encuentro y reunión de aquellos que se apartan de la música más comercial. "Es allí donde tienen lugar las primeras conversaciones, donde ofrecimos nuestro primer concierto, donde nos hemos consolidado como grupo y Cesar es un tío que siempre nos ha apoyado", apuntan los integrantes de Malas Compañías.

El Destrozavidas, primer single

"En la bajada de la plaza mayor existe una cueva, la única con derecho de admisión, pa' que no entre gente buena", "Con mucho esfuerzo y sudor bate record indecente, único bar, en que los camareros beben más que los clientes. Este es el bar que llamamos destrozavidas, lo hizo conmigo con mis malas compañías".

Este párrafo es parte de la letra de 'El Destrozavidas', la noche centra la letra de una canción escrita por Javier Carrasco y producida por Víctor Blacksmith. La primera canción propia de 'Malas Compañías' y que es todo un himno para muchos seguidores del grupo y un homenaje a las vivencias personales y las noches festivas de 'La Mezquita'. 

Un concierto memorable

Tan original como el sabor de una buena botella de Jack Daniel's, con la que brindan en cada concierto, así de auténtico suena y sabe un concierto de 'Malas Compañías'. Cada concierto es una noche mágica, un regalo para el grupo que se reencuentra y también para los asistentes. Las vibraciones de su música se sirven acompañadas con whiskey estadounidense de Tennesse, en ocasiones el hilo conductor del concierto, el complemento perfecto para una gran noche de rock and roll.

El 26 de junio de 2015, Malas Compañías ofrece uno de sus conciertos más aplaudidos. Con un repertorio de 22 canciones y tres horas sobre el escenario, el grupo estuvo acompañado de otros músicos. Sergio Aparicio subió al escenario (saxo) en tres canciones 'Cadillac solitario' y 'So Payaso', Jaime Álvarez (guitarra eléctrica) en 'La Mataré' y la guitarra española de Javier Abeledo como introducción a 'Abre la Puerta'. Además los tres participaron en la canción 'Cruzar los brazos', una de las novedades del repertorio que se completó con 'No hay tregua', 'Heridas de rock', 'Por verte sonreir', 'Summer of 69', 'Años 80', 'Vértigo', 'You give love', 'Vamos a portarnos mal', 'Valiente', 'Generación 80', 'La Chispa adecuada', 'Días de Escuela', 'Flojos de Pantalón'. 'El Destrozavidas' y 'Thundestrack'.

Una de las notas positivas de la noche fue la incorporación de una voz femenina en dos canciones la de Sara Martín que participó en 'I Kissed a girl', 'Cruzados los brazos' y 'Clavado en un bar'. Siempre que ha tenido oportunidad, Malas Compañías ha contado con otros músicos dispuestos a subirse al escenario. Cuando eso sucede todo es una fiesta, desde los ensayos al concierto y todo lo que sucede después.

Fotografías: Rubén Vicente