Sábado, 23 de junio de 2018
Ledesma al día

El propietario de la plaza de toros de Ledesma reclama judicialmente una deuda de 36.000 euros al Ayuntamiento

Para evitar quedarse sin festejos taurinos durante el Corpus, Ignacio López-Chaves accedió a realizar un nuevo contrato de arrendamiento “que no supera los gastos de mantenimiento y conservación” del coso
Imagen de archivo de la centenaria Plaza de Toros de Ledesma.

El propietario de la Plaza de Toros de Ledesma, Ignacio López-Chaves Rodríguez, a través de una nota de prensa remitida a los medios de comunicación, ha querido “aclarar la información, sesgada y tergiversada, transmitida por José Prieto, alcalde de Ledesma, durante un acto público”, el acto de inauguración de las fiestas del Corpus celebrado el pasado miércoles en el Patio de Armas. El titular de la plaza de toros hace público el incumplimiento por parte del Ayuntamiento de Ledesma de los dos últimos contratos de arrendamientos suscritos entre ambas partes, en abril de 2014 y 2016, al no pagar las anualidades correspondientes a los años 2015, 2016 y 2017.

López-Chaves explica que “durante años ha venido colaborando con el Ayuntamiento de Ledesma, arrendándole la plaza de toros de su propiedad”. Ante el incumplimiento del contrato de arrendamiento por parte del Ayuntamiento, el propietario recurrió a los tribunales para “cobrar las rentas impagadas 2015, 2016 y 2017 y recuperar la posesión del inmueble”. Tal y como se recoge textualmente en la nota de prensa, “el 27 de febrero de 2018, el Juzgado de Primera Instancia número 6 de Salamanca dictó sentencia (que, a día de hoy, no es firme) en la que declaraba resuelto el contrato de 2 de abril de 2016 y se condenaba al Ayutamiento de Ledesma a devolver la posesión de la plaza a Ignacio López-Chaves, más el pago de 24.000 euros y las rentas devengadas hasta la entrega efectiva de la posesión”.

“Ante las malas relaciones existentes entre las partes y la morosidad que el Ayuntamiento de Ledesma mantiene con la propiedad (36.000 euros, según la sentencia referenciada)”, la propiedad de la Plaza de Toros “comunicó al Ayuntamiento que este año no tenía intención, nuevamente, de arrendar la Plaza”. Pero, como añade, “ante la falta de previsión del Ayuntamiento de buscar soluciones alternativas”, y para evitar que Ledesma se quedara sin festejos taurinos durante la festividad del Corpus, López-Chaves accedió a realizar un nuevo contrato de arrendamiento “que no supera los gastos de mantenimiento y conservación de la Plaza de Toros”.