Viernes, 22 de junio de 2018

Luto en TVE, luto por la muerte de TVE

He visto durante los pasados días fotografías de los trabajadores de TVE ( periodistas, técnicos, auxiliares…) vestidos de negro, de luto, mientras presentaban algún programa, incluido el telediario. Manifestaban su duelo por “la muerte” de la televisión española.

Yo no he visto estas imágenes en TVE 1 porque hace al menos cinco años decidí que no vería ese canal, mientras fuera un canal DE PROPAGANDA del partido del gobierno. Me despedí de TVE1 después de que el PP ganó las últimas elecciones. Por lo que se ve, la censura, la desinformación, la parcialidad ha ido en aumento, de tal modo que la plantilla de TVE no ha podido resistir más y ha denunciado los hechos en el Parlamento Europeo.

No puedo escribir más de TVE 1, pues, repito, desde hace años borré de mi mente la posibilidad de conectar con el canal gubernamental.

Pero sí he tenido ocasión de conocer, ( por azar, los últimos meses) canales que tienen unos ¡¿informativos?! que parecen sacados de las peores películas de terror: me refiero a los telediarios de Telecinco y de Antena3. Los “telediarios terroríficos” que he podido presenciar entre sentimientos mezclados de espanto, temor y asco, se podían resumir en una estadística diaria similar a  esta:  5 (cinco) crímenes en territorio nacional, 4 ( cuatro) violaciones, 2 ( dos) incestos,10 (diez) robos de viviendas, 3 (tres) agresiones de ultras de algún equipo deportivo contra otros de otro equipo, 4 ( cuatro) escenas de violencia de todo tipo: padres de niños que se pelean en el campo de fútbol donde están jugando sus hijos, niños maltratados, mendigos apaleados, agresiones físicas o verbales a emigrantes, etc.,etc. El total del tiempo utilizado en mostrar todos estos episodios diarios es aproximadamente el 90% de la duración del “telediario”; el otro 10% se lo lleva el fútbol y las declaraciones de los ministros y presidente del gobierno y uno o dos minutos de algún titular de política internacional, mezclado con sapos y culebras.

¿Qué pretenden hacer con la población de televidentes estos canales? ¿Cuál es su objetivo? ¿Aplicar la teoría del shock para crear una población aterrorizada y deseosa de que aparezca un “fuerte” caudillo que ponga orden a tanto desorden? ¿Cómo el actual presidente filipino? ¿Quitar las ganas de “meterse en política” y no querer saber nada de lo que ocurre alrededor? ¿Atrincherarse en el sofá del cuarto y dejar que las madres griten a cada momento “¡hija/o, ten mucho cuidado!”?

Me niego a admitir que la España que aparece diariamente en  estos terroríficos canales sea la España real en la que vivo; veo a mi alrededor mucho desmadre, desorden, confusión, indignación…pero que todo lo que ocurre es lo que describen esas “noticias” diarias de esos canales, no me lo creo: aún nos faltan varios peldaños para llegar a los infiernos.