Domingo, 24 de junio de 2018
Béjar al día

La Junta realizará obras de estabilización de taludes en la carretera de Béjar a Ciudad Rodrigo

BÉJAR | La Junta invierte 489.000 euros en obras de estabilización de taludes de desmonte en carreteras de León, Salamanca y Soria

Carretera SA-220 de Béjar a Ciudad Rodrigo

El Consejo de Gobierno ha aprobado la contratación de obras de emergencia de estabilización de taludes de desmonte situados en la carretera SA-220 de Béjar a Ciudad Rodrigo en la provincia de Salamanca, además de en otras en la carretera de El Burgo de Osma en Soria y de Ponferrada a Villablino en León, en total la inversión ascenderá a 489.000 €.

Estas obras forman parte del Bloque de Actuaciones Prioritarias en la red autonómica que está ejecutando la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con el fin de garantizar el imprescindible mantenimiento de patrimonio viario de Castilla y León. El presupuesto previsto para 2018 para la Red de Carreteras asciende a 92,17 millones de euros, lo que supone un incremento del 36 % respecto al ejercicio anterior. La declaración de la emergencia en las contrataciones se justifica por la necesidad de estabilización de los taludes que han sufrido desprendimientos y ocasionado cortes de carretera, con el fin de evitar riesgos a la circulación de vehículos.

Carretera SA-220 de Béjar a Ciudad Rodrigo P.k. 1,1 al 2,1, en la provincia de Salamanca

La carretera pertenece a la red complementaria preferente de carreteras de titularidad de la Comunidad. Articula el tráfico del sur de la provincia de este a oeste. El tramo afectado sirve además de enlace de Béjar y su entorno con la Autovía de la Plata A-66. Durante este invierno, debido al largo período de nieve y lluvia, se han producido desprendimientos en varios puntos del talud de desmonte, obligando a cortar el tráfico momentáneamente en varias ocasiones. Se han llegado a retirar rocas de más de 500 kg de la calzada, requiriendo la actuación de la Policía Local de Béjar y de la Guardia Civil.

Las obras consistirán en la tala, destoconado y desbroce de toda la materia vegetal y especies arbustivas que crecen en el entramado rocos; la eliminación de las rocas y piedras que amenazan con desprenderse hacia la carretera, consolidación de diferentes tramos del talud mediante malla de triple torsión reforzada sobre manta orgánica y red de cable de acero.