Viernes, 20 de julio de 2018

‘Alba de Tormes, ducal y teresiana’ refleja la transcendencia histórica, cultural y religiosa de la villa

El profesor Eugenio García Zarza es el autor del libro editado por la Diputación de Salamanca coincidiendo con la celebración del Año Jubilar Teresiano
Eugenio García Zarza, autor del libro, y Julián Barrera, diputado de Cultura

Coincidiendo con la celebración del Año Jubilar Teresiano, la Diputación de Salamanca ha editado un nuevo libro que recoge la importancia histórica, religiosa, cultural y turística de la villa. ‘Alba de Tormes, ducal y teresiana’ es el título de la publicación que hoy ha sido presentada por el autor, el profesor Eugenio García Zarza, y el diputado de Cultura, Julián Barrera.

La Diputación ha editado 500 ejemplares de esta obra que ya se encuentra a la venta en las librerías al precio de 14 euros y que “incide en la divulgación de la cultura y el turismo de Alba de Tormes”, ha afirmado Julián Barrera, además de reflejar la estrecha relación de dos personajes singulares como Don Fernando Álvarez de Toledo, el ‘Gran Duque’ y Santa Teresa de Jesús. “El lector también puede descubrir la gran época de auténtico esplendor de la villa durante los siglos XVI y XVII”, ha explicado.

Por su parte, Eugenio García Zarza ha asegurado que este libro tiene una especial relevancia al “ser el número 30 de mis publicaciones” y ha detallado que la obra se centra en tres apartados: la historia y su evolución demográfica, los personajes más destacados de la villa y su actividad turística. Sobre este último aspecto, García Zarza se ha referido al “gran interés cultural y patrimonial que tiene Alba de Tormes” y por ello “dedico una parte importante del libro al patrimonio de la villa y a promocionar la variedad de recursos turísticos de la localidad y de la comarca”.

Junto a Santa Teresa de Jesús, el autor destaca también en el libro la figura del Gran Duque y su gran interés por la cultura, siendo amigo de Garcilaso de la Vega, entre otros personajes representativos. Además, el Gran Duque “fue uno de los hombres de mayor confianza de los dos reinados más importantes de la historia de España, los de Carlos V y Felipe II”.