Domingo, 27 de mayo de 2018

Duración de la vida

Calcula el tiempo que has vivido y determina, de la misma forma, el que te queda por vivir. No sumes los años, los meses y los días que han transcurrido desde tu nacimiento. Tampoco las horas del presente día. Se trata de fracciones erróneas que, aunque muestran resultados exactos, son engañosos. Suma los buenos momentos  que has disfrutado en compañía de los tuyos; el amor que recibiste, y el que has entregado, sin hacer acepción de personas. Añade, asimismo, las deudas que has perdonado a quienes no podían pagarlas y, recuerda también, los momentos que has caminado a solas contigo mismo, observando la inteligencia que regula lo creado. Esos momentos de consciencia determinan la vida que has vivido. El resto, entretenido con las cosas, te olvidaste de vivir.