Domingo, 27 de mayo de 2018
Bracamonte al día

Caja Rural de Salamanca aumenta en positivo en todas sus áreas de acción, elevando sus beneficios hasta los 5,01 millones en 2017

La solvencia y seguridad de la entidad han generado un aumento de sus beneficios del 32,81%
Caja Rural de Salamanca realizaba este jueves en Peñaranda su Junta Preparatoria de zona
Alrededor de 200 personas se han dado cita este jueves en la Finca El Ventorro en Peñaranda para asistir a una nueva Junta Preparatoria, incluida dentro de un ciclo de reuniones que la entidad está realizando por toda la provincia para dar a conocer a socios y clientes los resultados obtenidos en 2017, como paso previo a la gran Asamblea General que se celebrara el próximo 18 de mayo en su sede central.
 
Unos datos de los que se desprende que Caja Rural de Salamanca aumentó un 32,81% el resultado de su actividad de explotación al cierre del ejercicio 2017 tras obtener 6,26 millones de euros, que después de impuestos arrojó un saldo de 5,01 millones. Resultado muy satisfactorio en un entorno de bajos tipos de interés, mientras que en lo relativo al volumen de negocio, la entidad creció un 9,57% respecto al año anterior, alcanzando los 1.645 millones de euros y en cuanto a los activos totales medios, la Caja obtuvo 928 millones de euros, incrementándose un 6,95% en relación al ejercicio 2016. 
 
El firme compromiso de Caja Rural de Salamanca a contribuir al desarrollo de su entorno y al crecimiento económico, se refleja una vez más en el importante aumento en el número y volumen de operaciones concedidas en inversión crediticia, que respecto al cierre de 2016, se ha incrementado un 8,64% alcanzando los 527 millones de euros. 
 
La contundente ratio de morosidad del 2,73% frente al 7,79% en el que se sitúa la media española del sector financiero, corroboran la prudente y acertada estrategia de la Caja aplicada en la gestión integral del riesgo del crédito. Pudiendo presumir así, de  tener una de las tasas de morosidad más bajas del sistema financiero español. Del mismo modo, el ratio de cobertura alcanza el 69,14%, fortaleciendo un balance ya de por sí robusto y sólido, mientras que la cooperativa de crédito presenta una ratio de capital total de 18,90%; siendo el mínimo exigido por el Banco de España un 9,48%. 
 
En un momento clave para las exportaciones en la economía nacional y regional, Caja Rural de Salamanca sigue apostando fuerte por el Comercio Exterior. Su volumen de operaciones alcanzó al cierre del pasado año los 78,8 millones de euros, un 8,42% más que en 2016.