Domingo, 27 de mayo de 2018
Bracamonte al día

Servicios Sociales registra un descenso en las ayudas de emergencia y un aumento, a casi el doble, en las solicitudes a la Dependencia en 2017

PEÑARANDA | El departamento, uno de los más destacados de la provincia, concedia 1436  prestaciones, registrando variaciones en todos los programas de ayuda
La alcaldesa de Peñaranda, Carmen Ávila, y la concejal de Bienestar Social, Lali García, presentaban la Memoria 2017 de Servicios Sociales
La alcaldesa de Peñaranda, Carmen Ávila, y la concejal de Bienestar Social, Lali García, han dado a conocer este jueves los datos recogidos en la Memoria 2017 de Servicios Sociales, área desde la que se han tramitado y han beneficiado de alguna prestación, servicio o programa social a un total de 1.436 personas.
 
Un servicio del que la primera edil destaca que “no hay un departamento como este en ningún municipio con un número de habitantes similar al nuestro, ni tiene un equipo tan amplio al frente, con dos trabajadoras sociales y un administrativo. Se trata de uno de los objetivos básicos que mantenemos, la atención a los colectivos más sensibles, incluidos los casos de Violencia de Genero, pero siempre desde la cercanía y coordinados con la Diputación de Salamanca y la Junta de Castilla y León” destacando de manera especial la colaboración que mantienen con las asociaciones y ONG´S que actúan en este departamento y que afirma son “vitales en momentos de urgencia”.
 
“Las familias que se acercan hasta Servicios Sociales no solo se les ofrece una ayuda económica, sino que además se les aporta un respiro, una seguridad y una tranquilidad para que puedan tomar sus propias decisiones y poner en marcha sus propias capacidades, ofreciéndoles apoyo psicosocial para orientarles sobre sus necesidades y sus derechos” apunta Lali García.
 
En lo referente a los datos, destaca el descenso en el número de solicitudes de ayuda de emergencia, pasando de las 41 de 2016 a las 33 recibidas en 2017, lo que supone un montante de 23.396 euros. Unas ayudas que, tal y como destacan, “están siendo más demandadas por población joven y con problemas en su mayoría relacionados con su situación laboral”.
 
La renta garantizada también desciende, pasando de las 26 otorgadas en 2016 a las 25 el pasado año, mientras que en ayudas de alimentos, han pasado de 58 familias en 2016 a las 30 entregadas en 2017, las solicitudes de valoración de dependencia, pasan de 73 en 2016 a las 120 en 2017, valoraciones realizadas aumentan desde las 146 en 2016 a las 169 en 2017, cuidados en el entorno familiar, al alza, pasando de las 91 en 2016 y 105 en 2017,mientras que la Teleasistencia pasa 78 en 2016 a los  84 en 2017 y el Servicio de Ayuda a domicilio, que también asciende, pasando de los 67 en 2016 y 79 en 2017.
 
PROGRAMAS MUNCIPALES
 
En lo referente a las acciones llevadas a cabo desde Servicios Sociales en 2017 a través de acciones municipales, destacan los datos ofrecidos por el Programa del Autobús del estudiante que pasaba de 37 concesiones en 2016 a 33 en 2017, Libros texto y material escolar, de 170 en 2016 y 149 el año pasado o el Programa Vive, con 64 en 2016 y 71 durante el anterior ejercicio.
 
En cuanto a la concesión de tarjetas de aparcamiento han sido 59 en 2017, mientras que 3 son las solicitudes del comedor social, manteniéndose la misma cifra que el año anterior.
 
A estos servicios se unen la atención a problemas de convivencia y menores, separaciones, malos tratos, adicciones, problemas en colegios e institutos, falta de habilidades en la educación de los hijos por parte de los padres, atendiendo además a personas dependientes tanto en la infancia como en la edad adulta. El 15,49% de los solicitantes han sido menores de 65 años, dato llamativo, por lo que señalan que “trabajamos para los colectivos vulnerables pero para todas las edades, no solo entre las personas mayores. Cualquier ciudadano que lo necesite no dude en acudir a nosotros para tratar su circunstancia con total discreción”.