Domingo, 20 de mayo de 2018
Ciudad Rodrigo al día

La Comisión de Obras aprueba el traslado del mercadillo sabatino al Paseo de Carmelitas

CIUDAD RODRIGO | Ahora se comunicará a los vendedores, que tendrán que elegir entre esta ubicación o la de los fosos planteada inicialmente

Paseo de Carmelitas

El Paseo de Carmelitas, en pleno barrio de San Cristóbal, será con total probabilidad el nuevo emplazamiento del tradicional mercadillo sabatino que hasta ahora se instala en el parking situado frente al antiguo Centro de Salud y en la Ronda de San Pelayo. La mudanza a esta nueva ubicación fue aprobada en la mañana del lunes en la Comisión de Obras del Ayuntamiento, con el voto a favor de PSOE, IU y Ciudadanos, y la abstención del PP.

La propuesta del Paseo de Carmelitas fue realizada en la anterior Comisión de Obras por Ciudadanos, una vez retirada la propuesta inicial que también hicieron ellos de ubicarlo en los fosos entre las Puertas de Amayuelas y la Puerta de San Vicente, una opción que suscitó numerosas críticas, de ahí que se descartase.

Según explica el delegado de Obras y Urbanismo Joaquín Pellicer, la Comisión de Obras de la mañana del lunes tenía como finalidad debatir las posibles propuestas de traslado, pero a la hora de la verdad solo se puso sobre la mesa la suya (nadie planteó por ejemplo las que había hecho Afecir de ubicarlo en pleno paseo central de La Glorieta, en el Paseo Fernando Arrabal y la Rúa del Sol, o en el glacis del foso en la Avenida de Sefarad).

Al no haber otras ‘candidaturas’, se acabó por votar la propuesta del Paseo de Carmelitas, que como decíamos más arriba fue aprobada. Lo que se hará ahora es trasladar la decisión al colectivo de vendedores ambulantes, que según indica Joaquín Pellicer tendrán la ‘última palabra’ entre dos opciones: el Paseo de Carmelitas o los fosos. En palabras del delegado de Obras, “en cualquier caso se va a hacer el traslado” ante los problemas de aparcamiento, limpieza, etc. que suscita el mercadillo en su actual ubicación.

Entre ambas propuestas hay una importante diferencia a la hora del propio desarrollo del mercadillo durante cada mañana del sábado. En los fosos, cada vendedor tendría al lado del puesto su furgoneta. Mientras, en el Paseo de Carmelitas, los vendedores deberán montar sus puestos a primera hora e ir a aparcar las furgonetas fuera de la zona (es decir, como ocurre en el Martes Chico y el Martes Mayor), regresando a última hora para el desmontaje.

La fecha del traslado del mercadillo está en el aire, aunque el deseo del Ayuntamiento es que pueda hacerse al acabar junio, cuando concluye el primer semestre del año, que ya tienen pagado los vendedores del actual mercadillo (los que lo han pagado, ya que hay un ¼ de los vendedores que no lo han hecho; totalizándose en estos momentos una deuda de más de 22.000€ con el Ayuntamiento).

Además del cambio de ubicación, lo más relevante es que el mercadillo que se instale en el Paseo de Carmelitas (o en los fosos) será ‘nuevo’: es decir, el actual mercadillo se ‘cerrará’ con la conclusión del mes de junio (si da tiempo ahora, y sino en diciembre) dando paso a uno nuevo que tendrá menos puestos que el actual. Concretamente, está previsto que haya 72 puestos frente a los 114 que tiene el actual oficialmente (aunque hay sábados que se instalan más).

Estos 72 huecos serán adjudicados en un proceso abierto de licitación en el que se podrá participar libremente. A falta de definir las condiciones, una alta demanda podría hacer que los huecos se tuvieran que adjudicar por sorteo, según apuntó en la mañana del lunes Joaquín Pellicer.

Con esta nueva adjudicación, se tendrá un control exacto de quién se instala en el mercadillo, evitando que se coloquen personas que no son las que tienen concedida la licencia municipal, como ocurre en la actualidad.