Domingo, 27 de mayo de 2018

El CD Guijuelo logra la salvación sufriendo ante el Atlético de Madrid B (0-0)

GUIJUELO | Los resultados de la parte baja de la tabla hicieron el partido irrelevante para los verdiblancos que ya estaban salvados al descanso

CD GUIJUELO 0-0 ATLÉTICO DE MADRID B
Guijuelo: Amador, Raúl Ruiz, Kevin, Ayala, Jonathan, Borja, Luque (Juanra 65'), Carlos Rubén, Diego Suárez (Manu Dimas 76'), Manu Fuster, Carmona (Gavilán 65')
Atlético B: Conde, Solano (Tony 61'), Adri, Rafa, Tachi, Olabe (Nico 71'), Carlos, Cristian, Salomón, Ródenas, Manny (Ortiz 27')
Goles: --
Árbitro: Del Río Lozano (Extremadura), amarilla para el local Carmona y para los visitantes Tachi, Salomón y Nico.


El Club Deportivo Guijuelo afrontó hoy el último partido de liga en el Municipal a falta de una jornada para acabar la liga. Una liga que seguirá siendo de Segunda División B para el Guijuelo, puesto que los resultados de la parte baja de la tabla salvaron matemáticamente al conjunto verdiblanco incluso antes del comenzar la segunda parte. 

El Guijuelo necesitaba puntuar para lograr la permanencia, o esperar que los equipos por debajo de la tabla tuvieran una mala tarde. Racing de Ferrol, Gimnástica Segoviana y Coruxo perdieron sus partidos que comenzaron a las 18:00 horas, por lo que los puestos de peligro quedaban a 5 puntos a falta de disputarse una única jornada, por lo que el partido ante el Atlético de Madrid se volvió totalmente irrelevante, el equipo estaba salvado. Pero eso ocurrió a las ocho de la tarde, por lo que el Guijuelo saltó al terreno de juego con una idea clara: puntuar a toda costa. 

Las ganas del Guijuelo se notaban en una grada repleta de público. Pese a una breve tormenta antes del inicio, la llamada a la afición por parte del club volvió a surtir efecto y el Municipal se llenó por completo, con especial protagonismo de las madres de numerosos jugadores de la cantera, que fueron invitadas a presenciar el partido y conmemorar así el Día de la Madre. 

Los primeros lances del juego dejaron claro que el Guijuelo iba a dominar al Atlético de Madrid, pero otra cosa distinta iban a ser los goles. Aunque el Guijuelo se acercaba con frecuencia, no se terminaba de definir en los últimos metros. Exactamente igual que el resto de la temporada, por lo que marcar iba a ser complicado. En la portería local estaba Amador Zarco, tras la lesión de Kike Royo, pero tuvo poco trabajo porque el Atlético tampoco arriesgaba en exceso y se concentraba en la defensa, por lo que el bloqueo al Guijuelo era bastante efectivo. Manu Fuster fue el jugador local que más cerca estuvo de marcar, justo antes del descanso, pero no tuvo suerte con el remate. 

A la vuelta de vestuarios, el Guijuelo ya sabía que estaba salvado, y se notó en el terreno de juego. El partido se tornó bastante insípido, con poco arrojo por parte de los futbolístas. El público jaleó a los verdiblancos para ver si al menos se conseguía la salvación con una victoria por la mínima. Gavilán, que había entrado en la segunda parte sustituyendo a Carmona, estuvo a punto de lograr el último gol del Guijuelo en casa esta temporada, mandando el balón al fondo de la red, pero en una jugada invalidada por fuera de juego. No hubo mucha más historia en un partido que ambos equipos querían acabar, en especial el Guijuelo para respirar tranquilos con la salvación ya de manera oficial.

El conjunto acaba así su trayectoria en casa, igual que el resto de la temporada, con pocos goles, mucho sufrimiento y exprimiendo la utilidad de cada punto. El próximo año, se volverá a jugar en Segunda B, esperando con suerte un derbi provincial a expensas de lo que haga Unionistas en la fase de ascenso.

  • Los jugadores y el entrenador, Jordi Fabregat, aplauden al público por su apoyo tras conseguir la salvación en el Municipal de Guijuelo