Lunes, 21 de mayo de 2018
Ciudad Rodrigo al día

El Juvenil del Salmantino UDS se corona campeón en Miróbriga y asciende a Regional

El Salmantino se adelantó en el 78’ y remató la faena en el 93’ ante un Ciudad Rodrigo con bajas de relevancia

Los jugadores del Salmantino celebrando el ascenso a Regional | Fotos @kisanghani

El Juvenil del Salmantino UDS se coronó en la tarde del sábado en los Campos de Toñete de Ciudad Rodrigo como campeón de la 1ª División Provincial de la categoría, cuando todavía quedan dos jornadas para terminar la liga. Este título lleva aparejado un premio aún más goloso: el ascenso a Regional Juvenil donde competirá la próxima temporada 2018/2019.

Los capitalinos certificaron el título en un duelo por todo lo alto, ante un Ciudad Rodrigo que iniciaba la jornada en la 3ª posición de la tabla (y con opciones todavía remotas de título), pero con varias bajas muy destacadas, como las de Agudo (apenas pudo disputar unos minutos al final, en los que se resintió) y Víctor, además de estar tocados otros jugadores como Samuel.

El partido fue bastante entretenido, con el Salmantino UDS con una marcha por encima, pero teniendo el Ciudad Rodrigo la gran ocasión de la primera parte, que los visitantes salvaron en la línea de gol. En la segunda, el Salmantino fue agobiando al Ciudad Rodrigo aunque no pudo marcar hasta el 78’, en una acción por cierto que protestaron mucho los locales al considerar que el balón había salido por línea de fondo.

Entrando en el tiempo de descuento, el Ciudad Rodrigo tuvo una tremenda doble ocasión para haber igualado la contienda, de la mano de Omar y Jesús, pero el portero primero y un defensa después salvaron el gol de forma milagrosa. De ese posible 1-1 –que no le hubiera dado el título a los visitantes- se pasó al definitivo 0-2, que anotaron en una acción a la contra en el 93’.

Tras el pitido final, se desató la fiesta entre los visitantes, sacando incluso un capote al campo con el que dieron unos pases.

[ASÍ FUE EL PARTIDO]

Como decíamos más arriba, el Salmantino UDS fue el que llevó la batuta del partido ante un Ciudad Rodrigo que intentó sobreponerse a las relevantes bajas con las que contaba, logrando firmar la primera gran ocasión de gol cuando apenas se llevaban 14 minutos de juego. Fue en una acción en la que Jesús se empeñó en luchar por el balón hasta ganárselo al portero casi en la entrada del área, consiguiendo darle rumbo hacia la portería, pero un jugador visitante apareció para despejarlo cuando casi estaba ya sobre la línea.

El Salmantino UDS tuvo su primera gran ocasión para marcar en el 20’, en un saque de córner hacia el segundo palo donde hubo un primer remate que repelió Isma, y un segundo que se estrelló en el palo por fuera. El partido entró en unos minutos muy abiertos, de toma y daca, donde Jorge estuvo a punto de sorprender al portero en el 23’, con un disparo raso desde el pico izquierdo del área hacia el primer palo, donde el guardameta logró enviarlo a córner. Justo tras esa acción, Jorge tuvo que ser sustituido por lesión.

Antes y después de esa intentona de Jorge, el Salmantino hizo un disparo desde dentro del área que se fue por poco por encima del larguero y envió un pase de la muerte que no encontró rematador. En el 32’, el Ciudad Rodrigo creó otra opción tras recuperar Javi Martín el balón en la medialuna del área, pero el centro-chut de Omar desde el pico derecho del área no encontró rematador en el 2º palo, yéndose fuera.

Lo que quedaba de primera parte tuvo pocas opciones más, pero muy claras. Por parte local, Samuel hizo dos grandes disparos (en el 37’ y en el descuento) desde fuera del área que se marcharon por muy poco. Mientras, los visitantes se plantaron en el 38’ frente a Isma enviando el balón fuera cuando lo más fácil era atinar entre los tres palos.

El inicio de la segunda parte estuvo igualado y ‘tranquilo’, con Maca haciendo un buen centro que no encontró rematador, y el Salmantino enviando fuera tres acciones: el lanzamiento de una falta rematada de cabeza, un balón colgado al área, y un disparo desde cerca de la media luna. En torno al 55’-60’, el Salmantino se convirtió en dueño y señor, pasándolo muy mal el Ciudad Rodrigo, que desde ahí hasta el final le costó horrores sacar el balón (con una increíble puntería para estrellarlo en los rivales).

Eso hizo que los visitantes tuvieran ocasiones claras, como dos llegadas al área de mucho peligro que despejó Juanjo en el 62’ y 65’, o un disparo desde ¾ de campo al que respondió Isma con una gran parada. El Ciudad Rodrigo estuvo durante ese tramo a un mundo de la portería rival, pudiéndose contabilizar únicamente un pase al hueco en el 75’ de Samuel para Jesús al que se anticipó el portero.

Justo cuando el Ciudad Rodrigo parecía que estaba recuperando oxígeno, llegó el mazazo en forma de gol visitante: un balón desde la derecha hacia el área pequeña lo mandaron al fondo de la red entre el barullo. Los jugadores mirobrigenses protestaron (y mucho) que el balón había salido antes del centro, pero el gol subió al marcador.

Las protestas al árbitro ‘derivaron’ en que el partido se pusiera un poco bronco, acabando un jugador del Salmantino por lanzar besitos al público desde el suelo tras una falta. En lo que se refiere al juego, el gol no hizo encerrarse al Salmantino pero forzó al Ciudad Rodrigo a irse arriba sí o sí, intentándolo Maca en el 83’ con un centro-chut que detuvo el portero en el primer palo.

El Salmantino siguió presionando (Isma sacó dos balones de lejos y Calama tapó un buen intento dentro del área), antes de que justo en el 90’ llegase la acción que ‘resolvió’ el partido: en una acción bien hilada por el Ciudad Rodrigo, Omar hizo un remate por alto desde la frontal que el portero logró despejar. Parecía que ese balón se iba fuera, pero lo recuperó Agudo, que hizo una especie de pase de la muerte que Jesús empujó en el primer palo en dirección a la portería, pero justo en la línea apareció un defensa para repelerlo para frustración mirobrigense.

Tras esa gran opción, el encuentro concluyó con el 0-2, en una contra 3vs2 en la que los visitantes no se enredaron: nada más entrar un jugador al área sacaron un tiro cruzado raso que entró.

[ZONA MIXTA]

El técnico mirobrigense Joaquín Chanca quiso dar en primer lugar la “enhorabuena” al Salmantino por el título liguero: “ha sido el mejor equipo de la competición, el más compacto, el que más ha propuesto y el que mejor ha estado en la dinámica de los partidos a lo largo de la temporada”. Desde su punto de vista, “es un auténtico equipazo y son los verdaderos merecedores del título; esperemos que el año que viene hagan una gran temporada en Regional Juvenil”.

En torno al partido, Chanca resaltó que “todas las cosas se han ido poniendo en contra a lo largo del entrenamiento de ayer y de la mañana de hoy”, provocando que dos jugadores como Agudo y Samuel “no han podido estar al 100%” por diferentes molestias. A ello hay que añadir la baja de Víctor que ya se sabía desde hace dos semanas. Todo ello “nos ha debilitado, sobre todo en el juego ofensivo, en poder hacerle daño en la salida, en las acciones a la contra”.

En palabras de Joaquín Chanca, “nunca podremos saber qué hubiera pasado en caso de tener a toda la gente en condiciones”, pero “me quito el sombrero ante la actitud de todos los que han estado en el campo”.

Para el técnico mirobrigense, “el partido ha estado igualado hasta el 70’; aunque ellos han sido dominadores del partido, la ocasión más clara de la 1ª parte ha sido nuestra”, y creo que “poco a poco nos han ido apretando, achuchando más, metiendo en más problemas, pero los hemos ido solventando todos y cada uno”.

En todo caso, “no hemos tenido suerte en ninguno de los momentos del partido”, apuntando al arbitraje que, “no ha influido en el resultado, pero un poco más de suerte en la decisión arbitral quizás hubiera cambiado”, señalando dos jugadas, “el fuera de juego que nos ha pitado mirando al banquillo, y el primero del Salmantino, que mis jugadores dicen que el balón ha salido”. Chanca expone que “para un árbitro solo, al ritmo que se ha jugado, es imposible verlo, y nunca podremos saber si ha salido 10 centímetros o no”.

“A pesar de ello, del 0-1, de todo el cansancio, de todo lo corrido, luchado, y del cansancio mental de verte por detrás sin haberlo merecido, el equipo ha seguido trabajando”, teniendo incluso una gran ocasión para empatar. Finalmente, “volcados como estábamos en los últimos minutos buscando a la desesperada el 1-1, a la contra nos han cazado y han sentenciado el partido y la Liga”.

Joaquín Chanca explica que “lo único que les he pedido en los 2-3 minutos que faltaban era que fuéramos el equipo que hemos sido durante toda la temporada; que tuviéramos la cabeza alta, que nadie nos iba a reprochar nada, y así ha sido la ovación final que el público nos ha dado”, incluido el público visitante. Al final, “creo que hubiera faltado al menos haber empatado pero haber acabado la temporada de forma excepcional”.

Al Ciudad Rodrigo todavía le queda “la reválida del próximo domingo en casa del Hergar, donde dependemos de nosotros mismos para acabar terceros, algo que al principio sonaba como una quimera, como un sueño, pero podemos luchar por eso hasta la última jornada”, y en todo caso tienen asegurada la 4ª plaza.

Como reflexión más personal tras un partido de esta envergadura, Joaquín Chanca señaló que “después de todas las broncas que tengo con ellos, mis enfados, las veces que paro el entrenamiento para echar una bronca, al final cuando me voy a casa tengo que dar las gracias por la gente que he tenido estos 7 años; por la clase de niños que eran y la clase de hombres que son ahora mismos: me quito el sombrero con ellos, no tengo más que palabras de elogio y agradecimiento”. En algún momento “podemos hacer el tonto, como puede hacerlo a su edad toda la gente, pero en los días grandes e importantes, este grupo nunca falla, siempre van a dar la cara y van a respetar el escudo que tienen en la camiseta”.