Lunes, 21 de mayo de 2018
Ciudad Rodrigo al día

Viviendas en desuso de la Diócesis serán rehabilitadas para ponerlas en alquiler social

El convenio firmado con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente arrancará con el arreglo de una vivienda de Aldea del Obispo

Firma del convenio entre Juan Carlos Suárez-Quiñones y Raúl Berzosa | Foto Adrián Martín

Concluida su visita a Morasverdes, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, se desplazó en el tramo final de la mañana del viernes a Ciudad Rodrigo para firmar en el Palacio Episcopal otro convenio, en este caso con el Obispo Civitatense, Raúl Berzosa, en representación de la Diócesis de Ciudad Rodrigo.

Este convenio –que hasta ahora solo tenía un precedente en el Obispado de León- tiene como objetivo incorporar viviendas en desuso ubicadas en el medio rural pertenecientes a la Diócesis de Ciudad Rodrigo al Parque Público de Vivienda de la Junta de Castilla y León, con la finalidad de ponerlas en alquiler social, previa rehabilitación de las mismas.

Lo que se firmó concretamente en la mañana del viernes es, en palabras de Suárez-Quiñones, un “protocolo general” al cual se irán “colgando las actuaciones” que se vayan decidiendo en los cuatro años de vigencia del convenio (prorrogables por otros cuatro). Para el Obispo Raúl Berzosa, este acuerdo es “un ejemplo de colaboración, en favor del bien común, entre instituciones eclesiales y civiles”.

A la hora de determinar en qué lugares se actuará, el Obispado de Ciudad Rodrigo hará una serie de propuestas, que serán estudiadas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para ver en cuáles se actúa. El primer lugar escogido para intervenir es la Casa Parroquial de la localidad de Aldea del Obispo, ubicada en el centro de la localidad, y que se encuentra en un estado “razonable”. Una vez se rehabilite, se sacará a alquiler a bajo precio, para que así “familias necesitadas, con dificultades en el acceso a la vivienda, tengan un acceso barato y digno”.

Según lo definió Raúl Berzosa, se trata de una iniciativa “novedosa: una especie de ‘reciclaje’ social de las viviendas”, que se espera que sirva de “pequeño incentivo para uno de los temas más urgentes en la comunidad de Castilla y León: frenar la despoblación de nuestros pueblos”, como también corroboró Juan Carlos Suárez-Quiñones: “un grano de un granero que pretende frenar la despoblación”.

La Estación de Autobuses y el paso de la vía del tren

Aprovechando su visita, y antes de hacer una completa visita a las dependencias del Palacio Episcopal, y posteriormente, al Palacio de la Marquesa de Cartago, el consejero fue preguntado por dos asuntos que tiene pendientes la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en Ciudad Rodrigo: la reforma de la Estación de Autobuses y la construcción de un paso para peatones bajo la vía del tren.

En torno al primero de los asuntos, el consejero indicó que ahora mismo se está trabajando en la redacción del proyecto, algo de lo que se está encargando el mismo arquitecto que elaboró el proyecto de rehabilitación de la casa que se ha arreglado en Morasverdes dentro del programa Rehabilitare.

Mientras, respecto al paso para peatones, la Consejería todavía no ha firmado el convenio con el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo para llevar a cabo la intervención. Según explicó Suárez-Quiñones, el Ayuntamiento será el encargado de licitar y ejecutar la obra, con el aporte económico de la Junta. Concretamente, la entidad regional aportará el 75% de los 421.414€ en los que está presupuestada la intervención (el 25% lo pondrá el Ayuntamiento), que se desarrollará entre 2018 y 2019.

Ver más imágenes: