Lunes, 21 de mayo de 2018

La Comisión Europea recorta el presupuesto de la PAC en un 5%

Asaja califica la medida de “muy preocupante” y asegura que afectará especialmente a España, uno de los países con mayor peso en el reparto de fondos agrarios
La Comisión argumenta que Europa "necesita un sector agrícola resiliente, sostenible y competitivo"

La Comisión Europea ha presentado un presupuesto que incluye el recorte de un 5% de las ayudas PAC para el periodo 2021/2027. La Comisión afirma que Europa necesita un sector agrícola resiliente, sostenible y competitivo para garantizar la producción de alimentos de alta calidad, seguros y asequibles para los europeos y un tejido socioeconómico sólido en las zonas rurales. Propone una PAC reformada y modernizada que garantizará el acceso a alimentos de alta calidad y al mismo tiempo mantendrá un mercado único integrado de productos agrícolas en la UE.

La política reformada hará mayor hincapié en el medio ambiente y el clima y apoyará la transición hacia un sector agrícola más sostenible y el desarrollo de zonas rurales dinámicas. Los niveles de pago directo por hectárea entre los Estados miembros se racionalizarán y se orientarán mejor, continuando su convergencia hacia una media igual para la UE. Se pondrá, afirma la Comisión en un comunicado de prensa, un mayor énfasis en apoyar a las explotaciones pequeñas y medianas.

De conformidad con las nuevas normas, se otorgará a los Estados Miembros más responsabilidad de hacer el mejor uso posible del presupuesto agrícola. Tendrán más flexibilidad que en la actualidad para cambiar los fondos entre los pagos directos y el desarrollo rural, en línea con las necesidades y los objetivos nacionales. Se creará una nueva reserva de crisis para abordar las crisis generadas por acontecimientos imprevisibles en los mercados internacionales o por perturbaciones en el sector como resultado de las acciones de países no pertenecientes a la UE, informa http://www.agronewscastillayleon.com

Asaja califica de “muy preocupante” el recorte

Asaja Castilla y León ha calificado de “muy preocupante” el recorte en el presupuesto del 5% tanto de la política agrícola común (PAC), dirigida específicamente al sector agrario, como de la política de cohesión, de la que dependen numerosas líneas que repercuten directamente en el desarrollo rural.

“Esto no puede interpretarse más que de una forma: negativamente”, subraya Asaja, que considera que las promesas con las que la Comisión adorna sus propuestas –“un presupuesto nuevo, pragmático y moderno” – únicamente pretenden esconder la realidad: la salida del Reino Unido se traducirá en que habrá menos dinero, y afectará especialmente a España, uno de los países con mayor peso en el reparto de fondos de política agraria.

“Teniendo en cuenta los ajustados márgenes de rentabilidad con los que hoy trabaja el sector agroganadero, y que además no es previsible que en los próximos años perciba mayores precios por su producción, en un mundo cada vez más globalizado y con menos barreras arancelarias, “está claro que un recorte de las ayudas implica una caída de la renta disponible para el agricultor y el ganadero”, lamenta ASAJA.

“Es muy difícil hacer atractivo el sector para fomentar la incorporación de los jóvenes cuando peligra la rentabilidad. Además, los agricultores y ganaderos europeos, frente a los de otras partes del mundo, tienen que superar retos, cada vez más exigentes, para obtener alimentos de calidad, a precios razonables y siguiendo sistemas productivos sostenibles”.