Martes, 19 de junio de 2018

Francisco José Jaspe y Anido desvela la historia de la iglesia de San Julián

Feligrés apasionado de la historia y el arte, firma esta obra, de 366 páginas, fruto de más de 5 años de investigación

Francisco José Jaspe y Anido, autor del libro sobre la iglesia de San Julián. Foto de Óscar García-Diócesis de Salamanca

Este viernes 20 de abril, a las 20.00 horas, tendrá lugar en la iglesia de San Julián de Salamancala presentación del libro: ‘La iglesia de San Julián y Santa Basilisa’, escrito por Francisco José Jaspe y Anido, un feligrés apasionado de la historia y el arte, y que ha sido editado por Uno Editorial. En el acto acompañarán al autor los párrocos de la Unidad Pastoral Centro Histórico, Antonio Matilla y Policarpo Díaz, miembros del equipo Fe y Arte de dicha Unidad, al que el Francisco José pertenece, así como los impulsores del grupo Fe y Arte en nuestra diócesis, los sacerdotes Tomás J. Gil y Juan Andrés Martín.

‘La iglesia de San Julián y Santa Basilisa’ que se presenta, es una completa monografía sobre el templo en la que autor, además de hablar de la historia y arte, plasma algunas de sus vivencias personales resultado de sus 44 años como feligrés y de los 12 años que lleva mostrando el templo en verano, en el marco del programa de Apertura de Monumentos puesto en marcha por la Junta de Castilla y León y el Patronato Provincial de Turismo de Salamanca en colaboración con la Diócesis de Salamanca.

La obra, de 366 páginas, es fruto de más de 5 años de investigación y recopilación documental sobre la iglesia. Un arduo trabajo que ahora comparte y que está dirigido especialmente “a los parroquianos, a los que ahora formamos parte de la Unidad Pastoral Centro Histórico, pero, también, a cualquier persona que quiera a Salamanca y a sus monumentos”, afirma Francisco J. Jaspe.

El precio del libro es de 15€ y puede adquirirse en la parroquia.

Un templo de más de 800 años

La iglesia de San Julián y Santa Basilisa fue fundada en 1107, durante los primeros años de la repoblación de la ciudad, pero, como sucedió con todos aquellos primeros templos románicos, hubo de pasar cerca de medio siglo para empezar a levantarse su iglesia.

Ese primer templo románico sería completamente reconstruido en el comienzo del barroco (1582-1618), prolongándose posteriormente su nave por la cabecera al añadirse una torre-camarín (1681-1682). Gracias a la gran devoción que suscitaba la Virgen de los Remedios (s. XV) en la ciudad y su tierra, se invirtieron enormes sumas hasta fines del siglo XVIII, reformando su interior y dotándolo de una apariencia extraña en Salamanca: un exterior muy sobrio protobarroco, del que sobresalen la puerta clasicista herreriana hacia Obispo Jarrín, y la conservada portada hacia Sexmeros o la torre, ambas románicas datadas en la segunda mitad del siglo XII.

El templo destaca por su interior muy colorista y su espléndido retablo mayor prechurrigueresco, además de una importante colección de esculturas desde el siglo XIV en adelante. El Camarín de la Virgen de los Remedios es una verdadera joya.