Lunes, 23 de julio de 2018
Bracamonte al día

Los cuquillos: una mimada y dulce tradición que barrunta la llegada de los capistas a Santiago de la Puebla

Hace 16 años se recuperaba para ser ofrecido durante la tradicional recepción que se ofrece en el Encuentro de la Capa que este año se celebrará en la localidad el próximo 28 de abril
Un total de 1.200 cuquillos han sido elaborados artesanalmente para ser ofrecidos durante el próximo Encuentro de la Capa del 28 de abril
Verles trabajar es como adentrarse en un laboratorio de pura tradición, en un espacio en el que el tiempo parece detenerse para que en cada uno de estos artesanos dulces pueda encontrarse un pellizco de la esencia histórica de Santiago de la Puebla que, tras perderse en el caminar de los siglos, se recuperaba 16 años atrás simbolizando el mejor anuncio de la inminente llegada de las Capas.
 
Los Cuquillos, un dulce tradicional santiagués, parte de una fórmula basada en la combinación de elementos como vino, aceite, anís o harina, formándose una composición que, tratada con el toque necesario que da la historia y las manos expertas, genera una masa que poco a poco comienza a darse forma manualmente en las cañas previamente cortadas, cocidas y preparadas para enroscar el dulce. Y ya una vez colocado, se le da el ultimo toque para, según afirman, “evitar que vuele” al pasarlo por el aceite caliente, y de ahí a unas ‘perolas’ en las que se les ofrece el dulce detalle final.
 
Se trata de un delicioso producto que, como cada año por estas fechas, es elaborado artesanalmente uno a uno, y cuyo origen histórico parece situarse en la vendimia, realizándose primariamente con las pieles y los sobrantes de la uva, algo que ha ido evolucionando hasta llegar a nuestros días, convirtiéndose en uno de los exponentes más llamativos del original y multitudinario Encuentro de la Capa en Santiago.
 
La labor de este año ha sido aún más especial si cabe que en los anteriores ya que, por primera vez, participaban dos santiagueses en su elaboración, quienes se han unido a las manos experimentadas de estas cuatro mujeres, quienes llevan cerca de dos décadas elaborando los cuquillos junto a otras vecinas del municipio, empeñadas con mimo en su recuperación y puesta en valor, no sin esfuerzo y horas de duro trabajo.
 
Sera durante la mañana del próximo sábado 28 de abril cuando 1.200 Cuquillos, acompañados de vino y aguardiente, inundaran la Plaza Mayor de Santiago en el tradicional recibimiento a los capistas que desembarcaran en la localidad para vivir su encuentro anual que este año cumplirá su XVI edición y que a buen seguro volverá, en gran medida, a estar señalado por el dulce momento de hermanamiento que año a año ha convertido este producto en seña distintiva de su organización a nivel nacional.