Sábado, 21 de abril de 2018
Las Arribes al día

Cerca de 400 valientes retan al tiempo en la ruta senderista de Mieza

Extraordinarios paisajes los que los caminantes pudieron contemplar con un Duero pletórico y los regatos haciendo cascadas por entre los lastrones

Cerca de 400 valientes se atrevieron a retar a la lluvia este domingo en Mieza, localidad en la que se celebraba la 23ª edición de la Ruta de Senderismo Arribes del Duero, encuentro con una de las zonas más agrestes del Parque Natural y que incluso llegó a enamorar al mismísimo Miguel de Unamuno.

La mañana no pintaba bien, cielo plomizo y lluvia en el camino antes de llegar a Mieza. Pero Las Arribes siempre sorprenden para bien, así que en la plaza de Mieza ni gota, y así hasta completar los 9,5 kilómetros del recorrido.

La salida se daba sobre las 11 de la mañana dirección hacia La Code, aunque después el camino giraría hacía el conocido como regato de Mieza, con vistas al Salto de Aldeadávila. Pero antes del vertiginoso descenso por la ladera del rey de Las Arribes, hasta donde el terreno permite el acceso en vehículo, tenía lugar el avituallamiento, naranjas y agua que repartían los más pequeños de Mieza, por aquello de fijar identidad, porque no se es de donde se nace, si no de donde se crece.

El descenso continuaba y el peligro se acrecentaba por el estado del terreno, imposible pisar una piedra sin eludir el resbalón, lo que se pudo observar antes de ver la Cascada de Balcoiso, un espectáculo de paisaje que se podía ver desde el mirador de La Code en su parte inferior, con la niebla acariciando los tesos que vigilan el Duero para hacer de Las Arribes un paisaje único.

Y entre paso y paso, junto a las viejas escuelas, una veintena de voluntarios y voluntarias preparaban la comida, chorizo, costilla y panceta asada a la lumbre de encina, y de lo que daban cuenta más de 400 personas en lo que un día fueron aulas llenas de ‘rapaces’, pues el tiempo no invitaba a hacerlo en el merendero del Colagón del Tío Paco. Entre los asistentes, además de varios alcaldes y concejales de la zona, se encontraban el diputado de Turismo, Javier García, y el de Deportes, Jesús María Ortiz.   

Final feliz para una ruta que en pocos años cuenta con el apoyo del tiempo, y este 2018 no podía ser menos. Aun así, reunir a 400 valientes hoy tenía su mérito, y Mieza y sus miezucos lo han conseguido una vez más, dar que hablar, bien, de su pueblo y de Las Arribes.

  • Espectacular ruta de senderismo por Las Arribes de Mieza / REP. GRÁFICO: MIGUEL CORRAL