Miércoles, 25 de abril de 2018
Béjar al día

El Juzgado de Piedrahita decreta la retirada de la pilona del Canchal Negro en La Covatilla

BÉJAR | El litigio entre el Ayuntamiento y el propietario de la finca de El Tremedal continúa por la última pilona del remonte del Canchal Negro

Remonte del Canchal Negro en la estación de esquí La Covatilla

Ciudadanos por Béjar ha hecho público un Decreto del Juzgado de Piedrahita en el que se estima el cierre de la finca de El Tremedal y se insta al Ayuntamiento a retirar la última pilona del remonte de El Canchal Negro en la estación de esquí La Covatilla, por considerar según los informes técnicos que está situado en dicha finca.

COMUNICADO DE CIUDADANOS X BÉJAR

El Ayuntamiento de Béjar tendrá, finalmente, que desmontar la última pilona del telesquí “Canchal Negro”. El Juzgado de Piedrahita acaba de decretar, con fecha 23 de marzo de 2018, el cierre de la finca  del Tremedal y la retirada de los elementos de la estación de esquí que la invaden.

El Decreto, copia del cual se adjunta, señala que, ante el desacuerdo entre las partes, se acude al informe elaborado con fecha 21-11-2017, por un técnico que fue nombrado judicialmente, en el que se definen y valoran las tareas para la “retirada y desmontaje de elementos conflictivos entre la finca El Tremedal y la estación de esquí de La Covatilla, de la que es titular el Ayuntamiento de Béjar”. En el informe se describen las tareas a llevar a cabo, valorándolas en 17.771,39 €. Cantidad que el Ayuntamiento deberá depositar, o afianzar su pago, en el plazo de diez días. Contra este decreto sólo cabe recurso de revisión directo en el plazo de cinco días, que, tal y como se especifica “carece de efectos suspensivos, sin que, en ningún caso, proceda actuar en sentido contrario a lo resuelto”.

Termina así un pleito de varios años, provocado por la tozuda negativa de Alejo Riñones para llegar un posible acuerdo con los propietarios de la finca El Tremedal, desde que el Ayuntamiento se hiciera cargo de La Covatilla. Aunque el Ayuntamiento quitó del plano de pistas todas las que anteriormente estaban trazadas en los terrenos de dicha finca, aún quedaron algunos tramos o elementos que la invaden, como es el caso de la última pilona del telesquí “Canchal Negro”, que contiene la rueda de giro de las perchas del remonte y una torre que soporta una webcam, la caseta aneja y parte del trazado de alguna pista actualmente en servicio. Agotada la vía judicial, ya sólo queda la opción de llegar a un acuerdo, si se quiere evitar el acortamiento del remonte y el resto de actuaciones que afectan al dominio esquiable.

Ahora que la justicia ha dado la razón a los propietarios de la finca, ¿dónde quedan todos los embustes de nuestro alcalde para justificar lo injustificable? ¿Qué pasa con todos los recursos que se han dilapidado para defender lo indefendible? ¿Qué nueva fábula se inventará Don Alejo para excusar lo inexcusable?

Este pleito y su coste, la eliminación de pistas en la estación de esquí (que pasó de tener 31 a las 24 actuales) y las consecuencias finales del Decreto judicial que cierra el caso, podrían haberse evitado si, desde un principio, se hubiera aceptado el acuerdo ofrecido por los propietarios de la finca de El Tremedal. Un acuerdo que, de ser posible todavía, debería retomarse para que, en aras del sentido común y si es verdad que lo que importa es el bien de la ciudad, se pudiera recuperar el dominio esquiable perdido y evitar el acortamiento del remonte.

 

Decreto del Juzgado de Piedrahita (314 Kb)