Jueves, 19 de julio de 2018
Las Arribes al día

La subasta de roscas de la Virgen del Castillo alcanza los 950 euros

YECLA DE YELTES | El acto estuvo presidido por Ángel Abarca Andrés y Juan Sánchez Sánchez en calidad de mayordomos

Los mayordomos presidieron el ofertorio en honor a la Virgen del Castillo

La lluvia ha dado una tregua a los numerosos yeclenses que volvian a reunirse durante el Lunes de Aguas en torno a la ermita del castro vetón para rendir un año más su homenaje a la Virgen del Castillo.

Los mayordomos de la Virgen en esta edición fueron Ángel Abarca Andrés y Juan Sánchez Sánchez, protagonistas de los actos en honor a la Patrona de esta fiesta, y que comenzaron en la mañana con su traslado, desde la iglesia a la ermita del castro, y la posterior misa en el pequeño templo.

Ya en la ermita, comenzaba la tarde con el rosario y la salida a hombros de la Virgen, con pendón anunciador y bajo los sones de la gaita y el tamboril de Jorge Sousa Egido, procesión que abrían las rosquilleras y que escoltaban los mayordomos con varas en mano. Con la Virgen colocada en su trono de piedra, decenas de vecinos besaron las varas ofrecidas por los mayordomos en el ofertorio a Nuestra Señora, acto que daría paso a la esperada subasta de roscas. En total, cuatro bollos que alcanzaron un precio en su conjunto de 950 euros.

Concluido el tradicional acto, la imagen de la Patrona regresaba a sus aposentos de la ermita del Castillo y a la espera de un nuevo año, mientras el público congregado en el castro vetón de Yecla, el Sitio Viejo, daba cuenta de la merienda.