Viernes, 20 de abril de 2018

Más de 62.000 hectáreas de 34 zonas, pendientes de concentración  parcelaria

Seis zonas, con 11.506 hectáreas, 5.891 parcelas y 1.177 propietarios, disponen ya de las bases definitivas, pero sin proyecto, a las que se suma Brincones con las bases provisionales para 1.471 hectáreas

Las Arribes, una de las zonas con más concentraciones pendientes

Casi 700 propietarios de Pereña de la Ribera –con 4.651 hectáreas- y 218 de Cabeza de Béjar –con 1.277 hectáreas- son los últimos beneficiarios de los procesos de concentración parcelaria de la provincia ejecutados por la Junta. La agrupación  de propiedades rústicas sigue su curso y actualmente son 34 las nuevas zonas que ya la han solicitado, afectando a más de 62.000 hectáreas, aunque se encuentran en la fase preliminar. Destacan Lumbrales, con más de 7.000 hectáreas; El Payo, con 6.130; Peñaparda, con 4.084 y Villarino, con 4.058. En el otro extremo, Monte las Atalayas (Torresmenudas) con 63 y La Renta (Cabrillas) con 108.

En ejecución, con bases provisionales, se encuentra Brincones, con 1.471 hectáreas. Otras seis zonas, con 11.506 hectáreas, 5.891 parcelas y 1.177 propietarios, disponen ya de las bases definitivas, pero sin proyecto. Sobresale la zona regable de La Armuña, en su primera fase, con 6.551 hectáreas; Bermellar, con 2.750 y con 1.099 Carrasco (Sanchón de la Ribera). Con proyecto de concentración, sin acuerdo, están Vilvestre, con 4.295 hectáreas y Cilleros de la Bastida y La Bastida, con 540 hectáreas.

En el caso de replanteo, pero sin acta de reorganización, son 20 zonas con 45.383 hectáreas de 82.535 parcelas. A destacar, Sobradillo, con 5.125 hectáreas; Pereña de la Ribera, con 4.678; Aldeadávila de la Ribera, con 4.013 y Narros de Matalayegua, con 3.540.