Jueves, 21 de junio de 2018

Álvaro de Arriba: “A toro pasado, al cien por cien habría luchado por las medallas, pero estuve fuera de la carrera los 800 metros enteros”

El medio fondista charro reconoce que “con la experiencia sabes manejar un resultado que no es lo que quieres” y se centra ya en el Europeo al aire libre y en el Nacional
Álvaro de Arriba, durante el pasado Mundial de Pista Cubierta. Foto: Álvaro de Arriba TW

Ha pasado un mes desde que disputar el Mundial de pista cubierta. Con la distancia, a buen seguro que se valorará mucho más el quinto puesto mundial que obtuvo. Sin embargo, los problemas físicos (un resfriado) le dejaron fuera de las medallas. En realidad reconoce que “estuve fuera de la carrera los 800 metros enteros. Más que físicamente mermado porque casi no podía respirar, también porque estaba fuera con la cabeza. Eso propició que corrí mal, pero sinceramente, si estoy bien, creo que Adam era muy difícil de ganar tanto por su nivel como por su experiencia, pero habría estado en la lucha por las medallas, creo que habría estado luchando por la plata”, se sincera.

Y es que a pesar de su juventud, Álvaro de Arriba muestra una madurez impropia de su edad y no es de ahora sino que la demuestra hace años. El pupilo de Juan Carlos Fuentes reconoce que asimiló la carrera y todo lo que pasó, y que, “con la experiencia sabes manejar un resultado que no es lo que quieres. Hice lo que suelo hacer después de cada gran competición. Irme unos días a descansar -en esta ocasión estuvo unos días en Oporto- y casi dos semanas descansando. Luego ya volví a la rutina y a los entrenamientos. Esa semana primiera te quedas caliente por lo que pasó, pero ya se me pasó el cabreo y estoy centrado en el futuro más inmediato, que es el Europeo al Aire Libre pasando por el Nacional”.

A pesar de ello, el ochocentista charro todavía no tiene fecha para reaparecer, aunque cree que no lo hará hasta principios de junio. Ahora, marcha tres semanas a concentrarse en altura en Sierra Nevada, algo que ya es una constante en su preparación. Aun así, comenta que ahora está mucho más adelantado. “Este año tengo muy buena base del invierno y estoy volviendo a cargar, pero no parto de cero. Se podría decir que estamos a un setenta u ochenta por ciento, así que estamos tranquilos, más que otros años. Además, con la marca que hice tengo ya mínima para el Europeo y no tengo esa necesidad de hacerla”.

Por eso tiene claro su objetivo. “El Europeo. Es el gran objetivo pasando por el Nacional. Luego realizaré algunos mítines, pero tengo todavía que cerrar el calendario”. En ese calendario reconoce que probará algún 1.500. “Sí. Ya me quedé con ganas en invierno, pero al final se complicó. Ahora hay más tiempo y sí correremos alguno al principio, por quitarme esa espinilla, pero los objetivos sí que están bien definidos”, sentencia el atleta.