Domingo, 27 de mayo de 2018

Cuando el tiempo se hace penitencia

El Cristo de la Liberación se vio obligado a reducir su estancia en la calle por las inclemencias del tiempo

Hermandad: Amor y Paz. Cristo de la Liberación

Lugar: Calle Cervantes/Libreros/Compañía

Momento: La procesión se ve obligada a recortar su recorrido por el mal tiempo

 

La noche endureció la penitencia. Las bajas temperaturas y el fuerte viento ponían en más de un aprieto a los hermanos del Cristo de la Liberación subiendo la calle Cervantes. Sin perder la compostura y el recogimiento, y en un riguroso silencio, la comitiva avanzaba intentando mantener el equilibrio y manteniendo estoicamente el rostro bajo la capucha del hábito. A mitad de subida, entonando el coro uno de su cánticos, el viento trajo unas gotas de lluvia y la hermandad, siguiendo el ejemplo del día anterior, decidió no arriesgar y obviar la zona universitaria y catedralicia para enfilar Libreros y Compañía, buscando el camino más directo a casa. Con paso firme y a buen ritmo de tambor sordo, el Cristo de la Liberación continuó su funeral y eterna oración por todos los difuntos.

 

Fotos: Álex López