Viernes, 22 de junio de 2018
Las Arribes al día

Ampudia, territorio setter

Participaron hasta 51 ejemplares, lo que dice de la importancia de esta raza en el panorama cinófilo dedicado a perros de muestra

Hasta 51 setters jóvenes participaron en esta prueba de actirtudes naturales celebrada en Ampudia

El hecho de que el setter  se haya situado, desde hace ya algunos años, como la tercera raza (solo el Inglés,  sin incluir el Irlandés y los Gordon) que más ejemplares inscribe en el Libro de Orígenes Español (LOE) con casi cuatro mil ejemplares  cada año,  no podía quedar en unos meros números formando  parte de una fría estadística, sino que esto se traduce en algo práctico, como así ha quedado demostrado este fin de semana cuando a la Prueba de Aptitudes Naturales (PAN) organizada por la delegación castellano y leonesa del club se han presentado 51  ejemplares, de los 54 inscritos inicialmente,  cuando a este tipo de prueba difícilmente se logra reunir una decena de perros en otros casos.

También queda demostrado, por otra parte, que es todo un acierto el enfoque que el Setter Club da a esta prueba encaminada a buscar futuros trialers (perros de competición) entre los ejemplares que tengan menos de dos años el día de la celebración de la prueba dado el enorme compromiso de aceptación y asistencia que tiene por parte de criadores, propietarios, conductores y aficionados.

La cita ha sido en Ampudia, preciosa localidad palentina situada en la comarca de Tierra de Campos, que en la actualidad cuenta con 650 habitantes. No es fácil llegar a la villa de Ampudia, su ubicación geográfica no es la mejor, no se halla en ningún cruce de carreteras o autopistas, como otras localidades; por Ampudia no se pasa, a Ampudia se va expresamente de visita. Es por tanto un lugar idílico para perderse en ella huyendo del mundo ruidoso y ajetreado, para disfrutar de la amabilidad de sus gentes, de su gastronomía y de las maravillas que se pueden encontrar en cada una de sus calles.

Ampudia es Conjunto Histórico Artístico desde 1965 gracias, principalmente, a tener varias calles porticadas. Tiene, además, una colegiata de estilo gótico renacentista en la que sobresale la torre conocida como la Giralda de Tierra de Campos, llamada de San Miguel, de estilo gótico con elementos de decoración renacentistas. Tiene 63 metros de altura. Asimismo, Ampudia conserva restos de una muralla y un castillo, de estilo gótico construido en el siglo XV.  Fue propiedad del Conde de Salvatierra, D. Pedro de Ayala. En el siglo XVII pasó a manos del Duque de Lerma y fue refugio ocasional de Felipe III cuando visitó la villa. Tras un período de abandono, en 1960 pasó a manos de D. Eugenio Fontaneda, que lo reconstruyó, y en la actualidad alberga en sus salas varias colecciones de distintos objetos, armas, juguetes, farmacia, pintura o aparatos musicales. Se puede visitar todos los días del año y desde 1931 es Monumento Nacional.

Uno de los tres conventos que hubo en la villa, el de San Francisco, fundado en el siglo XVII, alberga en la actualidad un museo de Arte Sacro. Pero no terminan aquí las maravillas de la villa ampudiana, también cuenta con el edificio que albergó el antiguo hospital Santa María de Clemencia fundado por el Mariscal Pedro García de Herrera y Rojas, Señor de la Villa (1390-1455). Cesó en su actividad hospitalaria en 1946. En la actualidad, rehabilitado por el Consistorio ampudiano, alberga en su planta baja la oficina de Turismo, sala de exposiciones y una capilla. En la planta superior se halla un museo de la medicina, recordando lo que fue en su día con salas de quirófano, oftalmología, ginecología o rehabilitación.

La hostelería tiene actualmente una presencia importante por cantidad, pero sobre todo por calidad. Cuenta Ampudia con varios establecimientos, bares, restaurantes y casas rurales, siendo la más importante la Casa del Abad, con categoría de Posada Real y que cuenta con una estrella Michelín, la primera que ‘cazó’ la provincia de Palencia, donde se combina la cocina tradicional y la vanguardista, la más actual y moderna, donde su ‘maître’, Nazario Sanabria, hace realidad los sueños culinarios de los comensales más exigentes. El plato típico de la villa es, como en toda la comarca castellana, el lechazo al horno, regado aquí principalmente por los vinos de la vecina localidad de Cigales, en cuya denominación de origen hay actualmente, además de los rosados de siempre, unos tintos de excelente calidad. Es Ampudia, por todo esto, un lugar que no solo gusta, Ampudia directamente enamora.

Regreso de la cinofilia

Han tenido que pasar nueve años para que la cinofilia regrese a la zona, tras que ya se hiciera una selectiva de Caza Práctica y un Campeonato de Euskadi de la misma modalidad en el verano de 2009.

La jornada cinófila ha sido también un "día de perros" en toda su extensión,  con un viento huracanado y un frío polar, nada nuevo, pues siempre que la caravana cinófila se asienta en los páramos castellanos se ha pasado frío,  mucho frío. Forma parte de nuestra manera de sufrir por esta afición, tan sana y fraternal.

Acompañando a Javier Soria, y a Alfredo Fernández, que hacía su primera práctica de juez, hemos visto uno a uno, entre las 10 de la mañana y las 2,30 de la tarde,  los 51 setters, sin caza, en cortos momentos de tiempo para valorar  su puesta en escena sobre el terreno y valorar su estilo de raza. Al final 12 perros que habían obtenido las mejores notas pasaron a optar ya con caza a disputar la selección de esos cuatro setters que acudirán a la gran final del Club a celebrar en mayo en Mahide de Aliste (Zamora). El objetivo final era verles con la caza (codorniz) para valorar su toma de contacto con ella, su muestra y su expresión durante el desarrollo del lance.

Estos 12 setters fueron:

Buda de Ubarriaran de Patxi Salvidea

Dendaberri Txapela  y Dendaberri Titan de Jose Miguel Flores

Lau II de Playabarri de Enrique Saratxaga

Arco  y Alma de  Biasca  ( Setters Gordon, ambos) de Jesus Balado

Boro da Brisa da Ria de Eloy Rodríguez

Afrika Meadow od Source de Jose Luis Viella

Dendaberri Tesa de Roberto Velo

Nolo de Bosende de A. Pena presentado por Rui Lemos

Longas y Lotus de la Onsella de Angel  Ijurko, presentados por Rui Lemos.

Todos ellos son jóvenes de gran calidad, por su mecánica de movimiento, porte de cabeza y cola, y buenas líneas dorsales. Algunos además hicieron un turno ‘a la grande’ en los dos minutos, más o menos, que estuvieron en el terreno.

Finalmente quedaron seleccionados para la gran final del PAN del club los cuatro perros siguientes:

Lotus de la Onsella, SIM (Palaciensis Magu X Onka de la Onsella)

Arco de Biasca, SGM (Sundowers Emporio X Latika vom Eixelberg)

Dendaberri Titan (Buho del Alto Pas X Dendaberri Lema)

Dendaberri Tesa (Dendaberri Old X Dendaberri Ota).

Los cuatro son ejemplares de gran calidad.

Han presentado los perros José Miguel Flores (11), Eloy Rodriguez (4), José Luis Viella (4), Asier Marcaida (3), Enrique Saratxaga (5), Mariano González (1), Roberto Velo (3), Jesús Balado (2), Rui Lemos (3 de Ijurko), Patxi Salvidea (8), Ivan Gonzalez (1), Andres Pena ( 4), Manuel Alvarez (1) y Daniel Mansilla (1).

El Club estuvo representado por el delegado de zona Agustín Román, y los directivos Jesús Balado, Ismael Carro y Javier Soria, que además actuó como juez principal.

Hay un detalle que se debe cuidar para mejorar en el futuro. Dada la gran asistencia de público, mayoritariamente de Euskadi y Navarra, con el consiguiente madrugón y cientos de kilómetros de por medio, hay que facilitar que la prueba se pueda ver bien. Ayer en la primera parte, sin caza, no fue el caso, por la dirección del viento, jueces y participantes nos tuvimos que colocar a espaldas de los ‘tifosi’ y del lugar donde quedaron los coches y estos no vieron a los perros. Hay que cuidar estos detalles y mimar a los espectadores, en muchos casos propietarios de los perros, sin ellos esto no tendría futuro alguno. la segunda parte de la prueba, cambiados de terreno, estuvo todo perfecto.

Espero que no sea la última vez que las pruebas regresan a Ampudia, allí siempre tendremos al ampudiano Mario, cazador y gran amante de los perros y amigo de todos, dispuesto siempre a facilitarnos las cosas y hacer inolvidable la estancia en su adorable villa, Ampudia.

TEXTO Y FOTOS: ANTONIO VICENTE

Ver más imágenes: