Miércoles, 18 de julio de 2018
Guijuelo al día

‘Teresa, la jardinera de la luz’ marca el inicio de la Semana Santa en Ledrada

La conocida obra teatral llenó por completo la iglesia en el preludio de las actividades litúrgicas de Semana Santa que continúan mañana con la Bendición de Ramos
El grupo teatral "Lazarillo de Tormes" escenificó la exitosa obra en Ledrada
Ledrada ha iniciado hoy las actividades de Semana Santa acogiendo la representación de Teresa, la jardinera de la luz, obra escrita y dirigida por Denis Rafter. 

De vuelta de la capital zamorana, donde cumplieron con otro importante compromiso teatral ya fijado, los componentes del grupo ‘Lazarillo de Tormes’ regresaron a nuestra provincia, para seguir las numerosas representaciones que con el auspicio de la Diputación salmantina van a llevar a cabo a lo largo de todo este año. Es sin duda una gran apuesta que a la vista de los buenos resultados obtenidos con su obra Teresa, la jardinera de la luz, nuestra Institución provincial no ha dudado en hacer.

Entrando ya en las fiestas Pascuales de Semana Santa, este conocido grupo de teatro muestra una vez más la altura profesional a la que ha llegado, aunque sus componentes pertenezcan solamente a la categoría de aficionados, no sólo por el éxito conseguido con su singular obra, sino porque cumplen fielmente con todas las fechas fijadas para su trabajo, a pesar de los tan significativos días que se acercan, de vacaciones para la mayoría, no para ellos. Por lo que en la víspera del Domingo de Ramos, se han dirigido a Ledrada, pueblo de nuestra fría Sierra de Béjar que como todas las localidades que la han precedido esperaban expectantes la puesta en escena de Teresa, la jardinera de la luz.

Si los habitantes de Ledrada se hubieran asomado en la tarde de este ya primaveral pero frío día de marzo al campanario de su Torre del Reloj, hubieran visto aparecer por el camino a un grupo de hermanas carmelitas dirigiéndose a la iglesia parroquial que descansa a los pies de esta construcción. Y algo mágico sucede en torno a esta obra de teatro, pues desde el primer momento de su puesta en escena, el público se transporta a la época del XVI en que viviera Teresa de Jesús, para asistir abstraído a la historia de una mujer que aparece ante sus ojos desde un prisma desconocido, el del esfuerzo de recorrer los caminos de la vida para llegar a una meta como puede ser la de cualquiera de nosotros. Por eso los espectadores asistentes parecen formar parte cómplice de todo los momentos a los que los actores de ‘Lazarillo de Tormes’ les trasladan, y es difícil, una vez acabada la obra, volver a la realidad presente, pues lo visto en escena parece formar parte de ella.

En el interior del precioso álbum en el que se convirtió la construcción románica que es la iglesia de san Miguel de Ledrada, y teniendo como fondo un magnífico retablo barroco, una serie de escenas, a modo de fotografías que plasman los momentos esenciales de una vida, fueron apareciendo. Con la resonancia que ofreció la cúpula enervada de estilo gótico de la iglesia, y como testigo más cercano una bella pila bautismal románica sita a la derecha del altar, unos hábitos de estameña, iban haciendo y deshaciendo cuadros llenos de las palabras necesarias para narrar una historia tan variada como lo eran los estilos del recinto: la de una carmelita del XVI, reformadora de su Orden, culta e inteligente, viajera incansable, y personaje “non grato” en la sociedad asfixiante de su época. Una mujer humilde y seductora que doblegó voluntades, para alcanzar la suya: conseguir que todos pudieran ocupar su justo espacio en el mundo. El injusto de la Inquisición que la acosaba se lo cedió el bellísimo púlpito de la iglesia al padre dominico, fiel representante de una voz represora que se expandió con fuerza gracias al precioso tornavoz que le sirviera de singular megafonía.

La clase magistral en que se ha convertido “Teresa, la jardinera de la luz” está siendo un ejemplo de entender el fenómeno teatral como un modo de cultura ineludible, pues nos acerca a realidades importantes de otros seres, de otras épocas, y vistos bajo otros prismas, que como en el de este caso concreto nos ofrece una visión distinta a la aprendida. Incluso el envoltorio en el que se nos presenta, abre nuestras mentes a otras formas de comunicación menos estereotipadas, que incluye también música en directo de la época, salida de las ya expertas manos de un joven músico ciego como lo fuera el maestro Salinas coetáneo de Teresa. Dicen que el origen del nombre de Ledrada está en la palabra hiedra, planta ésta que se da en zonas muy húmedas hasta en verano. Sabemos del frescor, colorido y aroma que esta bella planta encierra y cómo envuelve todo aquello en donde hecha raíces, con su profundo color esperanza que tanto atrae. Este montaje teatral está siendo como esta planta, algo que ha crecido a nuestro alrededor y se ha convertido de forma natural y espontánea por méritos propios en parte de nuestra forma de entender y ver teatro en letras grandes. ‘La jardinera’ sigue regando con su luz por esos pueblos de comunes y a la vez particulares historias dejadas por huellas pasadas, que como en el caso de Ledrada siempre saben agradecer con lo mejor de sus viandas para los cansados viajeros. No hay nada que el buen jamón de la tierra no pueda reponer.

Para consultar el calendario de actuaciones del grupo ‘Lazarillo de Tormes’: www.lajardineradelaluz.com/calendario


PROGRAMACIÓN SEMANA SANTA EN LEDRADA

25 de marzo, Domingo de Ramos
13:00 Bendición de ramos, procesión y Santa Misa

26 de marzo, Lunes Santo
21:30 Procesión de las Siete Palabras

28 de marzo, Miércoles Santo
22:00 Procesión del Silencio

29 de marzo, Jueves Santo
18:00 Misa 'In coena domini'
22:00 Oración ante el Monumento

30 de marzo, Viernes Santo
21:00 Viacrucis procesional
18:00 Santos Oficios de la Pasión del Señor
22:00 Procesión del Santo Entierro

31 de marzo, Sábado Santo
22:00 Solemne vigilia pascual

01 de abril, Domingo de Pascua
13:00 Procesión del Encuentro y Santa Misa

Ver más imágenes: