Lunes, 21 de mayo de 2018
Alfoz al día

El Rally sin Fronteras parte a Marruecos desde Carbajosa con juegos infantiles donados por el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de la localidad, por iniciativa de los pequeños que participan en el programa municipal Ciudad de los Niños, ha donado diferentes juegos infantiles retirados de los parques del municipio

Los integrantes de la Ciudad de Los Niños, junto a organizadores y autoridades.

La plaza del Ayuntamiento de Carbajosa ha sido hoy el punto de partida de la expedición del Rally Sin Fronteras que se dirige a Marruecos con ayuda solidaria. El Ayuntamiento de Carbajosa, por iniciativa de los pequeños que participan en el programa municipal Ciudad de los Niños, ha donado diferentes juegos infantiles retirados de los parques del municipio para colaborar con esta causa del Rallye Sin Fronteras que en Salamanca lidera Clásicos en Acción Automóvil Club.

Los niños de quinto curso promotores de la idea no han querido faltar a despedir a los miembros de la expedición que durante diez días recorrerán diferentes puntos de Marruecos para colaborar con los más necesitados. El alcalde de Carbajosa y otros representantes del Ayuntamiento también han participado en este acto de despedida. Pedro Samuel Martín ha aprovechado esta ocasión para alabar las iniciativas solidarias de los más pequeños que han posibilitado que el Ayuntamiento pueda colaborar en esta causa.

Esta expedición a las aldeas más pobres de Marruecos se celebra cada dos años, según ha explicado Alejandro Santos Turrión, representante de este Rally Sin Fronteras de Salamanca. El objetivo es llevar a las escuelas más necesitadas material de utilidad. “Y lo hacemos a las escuelas porque los profesores conocen bien cuáles son las familias con más dificultades económicas”, apuntó.

Los puntos elegidos de Marruecos son en esta ocasión aldeas bereberes del desierto de Erg Chebbi y Ouzoud. En este último lugar se instalará el mobiliario infantil donado por el Ayuntamiento de Carbajosa. Los miembros de la expedición se encargarán no sólo de transportarlo hasta allí sino también de montarlo para que los niños puedan disfrutar del parque.

Alejandro Santos comenta que el viaje no es fácil. “Se trata de lugares de difícil acceso, con grandes desfiladeros, y la lluvia puede haber complicado el tránsito”. Aún así la aventura está servida y el Ayuntamiento de Carbajosa y los niños del municipio se sienten agradecidos por haber podido colaborar en la causa.

A su regreso se convocará un consejo extraordinario de niños donde los miembros de la expedición explicarán a los más pequeños los pormenores de este viaje.