Jueves, 24 de mayo de 2018

Salamanca dispone de unas 1.200 casas a la venta en localidades de menos de 5.000 habitantes 

El nuevo Plan de Vivienda fija ayudas a menores de 35 años que compren en pequeños municipios con precio inferior a 100.000 euros

El fomento del alquiler y la rehabilitación, entre las prioridades del plan

El nuevo Plan de Vivienda aprobado por el último Consejo de Ministros recoge ayudas para el alquiler, compra y rehabilitación de viviendas. Por lo que se refiere a la compra, establece incentivos para adquirir la vivienda principal a los menores de 35 años, siempre que estén situadas en municipios de menos de 5.000 habitantes y cuenten con un precio inferior a los 100.000 euros. Según el portal idealista.con, en Salamanca son 1.197 las viviendas que cumplen estos requisitos, el 40,6% de las que se encuentran a la venta en localidades con menos de 5.000 habitantes.

Según el portal inmobiliario idealista.com, su base de datos dispone de 51.910 viviendas que cumplen con estos requisitos, lo que supone un 23,6% del total. Toledo es la provincia en la que más viviendas hay disponibles para quien quiera acogerse a estas ayudas (4.425 viviendas), seguida por la provincia de Valencia (3.801) y Cantabria (2.165).  En la provincia de Barcelona hay disponibles 1.130 inmuebles, mientras que en Madrid se reducen hasta 958. En Álava no hay ninguna vivienda disponible para quien necesite acogerse a estas medidas del Gobierno, mientras que en Las Palmas solo son 34, 86 en Baleares y 87 en Guipúzcoa.  

Alquiler, rehabilitación y regeneración urbana y rural

Los objetivos del Plan de la Vivienda son contribuir al incremento del parque de viviendas en alquiler y fomentar la rehabilitación y regeneración urbana y rural. Su puesta en marcha se lleva a cabo con varias líneas estratégicas con especial atención a las personas en situación de desahucio o lanzamiento de su vivienda habitual y a las ayudas a la accesibilidad universal, así como a las familias numerosas; mejorar la calidad de la edificación y, en particular, de su conservación, de su eficiencia energética, de su accesibilidad universal y de su sostenibilidad ambiental y facilitar a los jóvenes el acceso al disfrute de una vivienda digna y adecuada en régimen de alquiler.

Asimismo, el plan quiere facilitar el disfrute de una vivienda digna y adecuada a las personas mayores y con discapacidad mediante el fomento de conjuntos residenciales con instalaciones y servicios comunes adaptados; contribuir a evitar la despoblación de municipios de menos de 5.000 habitantes; contribuir a mantener la reactivación del sector inmobiliario, fundamentalmente, desde el fomento del alquiler y el apoyo a la rehabilitación de viviendas, edificios y a la regeneración y renovación urbana o rural y reforzar la cooperación y coordinación interadministrativa, así como fomentar la corresponsabilidad en la financiación y en la gestión.