Lunes, 25 de junio de 2018
Las Arribes al día

La Junta destina 1,6 millones a concentraciones parcelarias de Pereña y Cabeza de Béjar

Se pondrán en marcha obras de infraestructura rural que beneficiarán a cerca de un millar de propietarios de ambos municipios

La Junta de Castilla y León destinará más de 9,3 millones de euros para llevar a cabo trabajos de infraestructura rural que darán por culminadas nueve concentraciones parcelarias en diferentes puntos de la geografía castellana y leonesa, obras que mejorarán los accesos a 20.467 hectáreas de cultivo, de las cuales 1.433 son de regadío y que beneficiarán a 4.630 agricultores de la Comunidad.

En la provincia de Salamanca se pondrá en marcha la infraestructura rural en la zona de concentración parcelaria de Pereña de la Ribera, que beneficiará a 693 propietarios de 4.651 hectáreas, con un coste cercano a los 950.000 euros, actuando sobre unos 21,6 kilómetros de caminos, 12 de ellos estabilizados con jabre y 889 obras consistentes en caños de diferentes diámetros. También en Salamanca se realizará la infraestructura rural en la zona de concentración de Cabeza de Béjar, con una superficie de 1.277 hectáreas de secano perteneciente a 218 personas y una inversión próxima a los 686.000 euros, ejecutándose una red de caminos de 27,5 kilómetros y 75 obras de pasos sobre arroyos y cauces de agua.

Además, como publica hoy el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl), la Consejería de Agricultura y Ganadería invertirá más de 1,8 millones de euros en la ejecución de la obra de la infraestructura rural en la zona de concentración parcelaria de Llamas de la Ribera, en León, que beneficiará a 1.159 propietarios y mejorará los accesos a una superficie concentrada total de 2.197 hectáreas, de las 1.218 son de regadío. Con la actuación se desarrollará una red de caminos de 37,7 kilómetros en secano y 67 kilómetros en regadío, 545 obras en pasos de arroyos, riachuelos y otros cursos de agua. En esa misma provincia, también se adecuará la red viaria de Santa Colomba de Somoza por un importe cercano al millón de euros, actuando sobre una red de caminos de 230 kilómetros de longitud, 1,4 kilómetros de desagües y un total de 141 obras en pasos de arroyos. Esta obra beneficiará a 1.063 propietarios de 5.983 hectáreas de secano.

En la provincia de Burgos serán tres las concentraciones parcelarias que finalizarán con la ejecución de la infraestructura rural correspondiente. Así, en la zona de concentración parcelaria de Arandilla, con una superficie de 1.762 hectáreas, de las cuales 215 son de regadío, y que pertenecen a 306 propietarios, se invertirá casi un millón de euros en una red de caminos de 51,6 kilómetros, otros 25 kilómetros de red de desagües y 103 obras de fábrica. En Marmellar de Abajo, zona con 184 propietarios y 907 hectáreas de secano, se destinarán casi 770.000 euros para ejecutar una red de caminos de 24 kilómetros de longitud, 9,7 kilómetros de desagües y 146 obras en pasos de arroyos y cursos de agua. También en la provincia de Burgos, en la zona de Fontioso, en su fase II, que cuenta con 556 hectáreas de secano concentradas pertenecientes a 46 propietarios, se llevará a cabo una inversión superior a los 475.000 euros, para desarrollar una red de caminos de 19,5 kilómetros y 146 obras de fábrica en cauces y arroyos.

Por último, en la provincia de Segovia culminarán otras dos concentraciones parcelarias con las obras de infraestructura rural que se llevarán a cabo en Cerezo de Arriba, zona de concentración parcelaria con 1.601 hectáreas de secano y 406 propietarios, a la que se destinarán más de 832.000 euros para la ejecución de 45,3 kilómetros de caminos, 12 kilómetros de desagües y 161 obras de fábrica, y en Valdevarnés II, zona de 1.533 hectáreas de secano y 285 propietarios, con una inversión prevista de 1,8 millones de euros para adecuar una red de 42,6 kilómetros de caminos, 5,2 kilómetros de desagües y 864 caños de diferentes diámetros.

Todas estas inversiones estarán financiadas con cargo a la medida de ‘Apoyo a las inversiones en infraestructura relacionada con el desarrollo, la modernización o la adaptación de la agricultura y la silvicultura’ del Programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2014-2020, con una cofinanciación del 53 % del gasto por parte del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).