Lunes, 25 de junio de 2018
Guijuelo al día

De matadero municipal a moderno centro deportivo

GUIJUELO | Casi un siglo separa la inauguración de las nuevas instalaciones del inicio de la actividad del que sería impulsor de la industria chacinera
El nuevo centro deportivo ya está casi listo para empezar su servicio a la villa

Casi un siglo van a separar la inauguración del Centro Deportivo de la puesta en funcionamiento del Matadero Municipal. De los 2.400 habitantes de 1929 se ha pasado a casi los 6.000 actuales y de las necesidades de una industria incipiente surgió un sector chacinero que hoy en día se conforma como uno de los más innovadores no solo de España sino de toda Europa. Guijuelo ha cambiado y con él sus gentes, su industria y sus necesidades. Lo que en otro tiempo fue lugar necesario para el trabajo diario se convertirá, tras la inauguración de mañana, en lugar de ocio y esparcimiento. Poco podrían haberse imaginado la corporación municipal que encabezaba Vicente Jaén Criado que unos 90 años más tarde lo que ellos calificaban como “matadero moderno” se acabaría transformando en un centro deportivo con piscina climatiza. 

Entonces las necesidades eran otras. En Guijuelo se comenzaban a sacrificar más de 20.800 cochinos anuales y el hecho de que la mayoría se matase en las vías públicas o pequeños mataderos particulares comenzaba generar un problema de salubridad. Pensando en la solución de ese problema, desde el Ayuntamiento se planteó la necesidad de realizar “un matadero moderno, de tipo alemán, caracterizado por tener las salas de trabajo formando una nave general en las que se efectuarían las labores de inspección y pesado con la máxima comodidad e higiene”. Así reza la descripción del matadero municipal en el proyecto original. Su ubicación no se dejó al azar. Se necesitaban 3.200 metros cuadrados que estuvieran, a poder ser, fuera del núcleo urbano. 

Pero la casi reciente inauguración de la red de alcantarillado y la electrificación del municipio, hacía también necesario buscar una parcela en la que se pudiera contar con ambos servicios. De ahí que se eligiera un terreno en la parte este del pueblo “pues en ella se evitarán los efectos de los aires del sur y el oeste, que soplando con frecuencia en la región podrían traer al pueblo olores procedentes del matadero”, aseguraban los responsables. Además se tuvo en cuenta la situación debido a que “en esta parte como la más baja de aquel la presión del agua será grande y las canalizaciones de desagüe tendrían fácil evacuación por estar cercanas a la red general de la Villa”. 

Nada se dejaba al azar, y los que en su día era un terreno a las afueras le hacía, además idóneo, “ya que los caminos que llevan hasta él son muy apropiados para poder conducir al ganado sin dificultades ni peligros para el vecindario”. Elegida la ubicación, el proyecto de Matadero Municipal, que corrió a cargo de Joaquín Secal Domingo, establecía diferentes zonas de trabajo ateniéndose al artículo 13 del Reglamento de Mataderos. Contaría con un corral con departamentos para las diferentes especies, una nave de sacrificio, otra de oreo, una mondongonería para la limpieza del despojo, una para las carnes decomisadas, otra para el aislamiento de los animales con enfermedades infectocontagiosas, un gabinete micrográfico, una sala de vestuarios y unas dependencias para la administración. Así sería el futuro matadero cuyas obras se demoraron más de dos años y que comenzó a funcionar, en 1933 siendo alcalde Juan Manuel Gómez Díaz. Su puesta en marcha no solo vino a mejorar la salubridad del municipio sino a regular una actividad emergente. 

El estallido de la Guerra Civil, no perturbó el despegue iniciado y a pesar de los muchos avatares la actividad industrial sobrevivió y el Matadero primero municipal y después comarcal estuvo en pie hasta que en 2009 se aprobó su demolición. Atrás quedaban años de desarrollo, de actividad chacinera y un solar de casi 4.000 metros cuadrados de titularidad municipal. Sobre parte de ella se construyó la Escuela Infantil Municipal, que funciona desde 2011 aunque la mayor parte del solar acogerá desde mañana el nuevo Centro Deportivo. 

Lo que fueran cuadras o salsas de sacrificio son hoy vestuarios femeninos y masculinos o  una zona de baño con la piscina con 20 metros de largo, sauna; sala de fitness, bike indoor o actividades de usos múltiples. El Nuevo Centro Deportivo incorpora en sus más de 2.000 metros cuadrados la más moderna tecnología, diseño y funcionalidad para atender las necesidades de todos los ciudadanos con una amplia oferta de actividades entre la que se encuentra la natación para bebes, niños, jóvenes, adultos, personas discapacitadas, escolares… baño libre, etc, pero también se hará posible la práctica de fitness además de un amplio abanico de actividades guiadas como el FitPilates, Gap, Bike indoor, Yoga, Aquagym etc… Las obras, que comenzaran en octubre de 2016, llegan a su fin y con la inauguración del nuevo Centro Deportivo, se cierra un nuevo capítulo para una parcela que muchos pequeños no recuerdan haber visto más que llena de escombros pero que los más ancianos del lugar frecuentaron para ganarse sus sustento.