Viernes, 20 de julio de 2018

Más de 860.000 euros para mejorar la impulsión de agua al canal de Villoria-Armuña

La actuación se completa con dos contratos que saldrán a concurso en breve

Interior de la central principal de bombeo, que impulsa el agua del Tormes hacia el canal de Villoria-Armuña

La Confederación Hidrográfica del Duero, organismo adscrito al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ha licitado el contrato para la ampliación de las infraestructuras de impulsión en la central principal de bombeo que toma agua del Tormes para suministro del canal de Villoria-Armuña, en Salamanca, y lograr un óptimo funcionamiento de tres grupos de bombeo y uno adicional de reserva, que garantice el servicio en caso de avería de alguno de los otros.

Según recoge el pliego de cláusulas administrativas que publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), los servicios objeto de contrato salen a concurso por un presupuesto total de 863.311 euros, IVA incluido, dividido entre las anualidades 2018 y 2019.

Las obras afectarán a la central principal, situada en el término municipal de Garcihernández, donde se complementarán todos los equipos electromecánicos necesarios, una reja nueva y una guía en el vaso de captación, mientras que en la sala de bombas se instalarán equipos similares a los existentes en las otras líneas, como una válvula de retención y una ventosa trifuncional.

También está previsto sustituir el actual grupo oleohidráulico por uno con capacidad suficiente para el accionamiento de las cuatro válvulas. Dentro del mismo espacio, se contempla la ampliación de la red de llenado y vaciado de la nueva tubería, un nuevo circuito de refrigeración para la bomba y un carrete de desmontaje para la válvula de retención. Caudal máximo de 18.000 metros cúbicos hora por bomba

Por su parte, en el exterior de la estación se realizarán los movimientos de tierras necesarios para instalar la nueva tubería, cuyo diámetro fluctuará entre 1.200 y 1.600 milímetros según los tramos, y será de acero al carbono helicosoldado, con 220 metros de longitud y con anclajes cada diez metros. La descarga se hará sobre el cuenco amortiguador del inicio del canal de Villoria. Cada una de bombas actuales impulsa un caudal máximo de 18.000 metros cúbicos hora.

Próximas actuaciones

La actuación se completa con dos contratos que está previsto licitar en breve, como el del recrecido del ramal I del Canal Oeste, por un importe de casi, 1,5 millones de euros, y el de reparación integral del canal de alimentación a la central principal, por un montante de 1,9 millones de euros, que representan un paso más en la consolidación de los regadíos de La Armuña.

Además, se contempla otra actuación para poner en marcha las líneas eléctricas precisas que proporcionen energía al azud de Riolobos y los sectores de riego de Riolobos y Villaflores, de unas 6.600 hectáreas.