Domingo, 24 de junio de 2018

Aquí estamos

Pensionistas concentrados en la Plaza Mayor

El pasado día jueves 22, nos reunimos unos cuantos miles de mayores en nuestra Plaza Mayor de Salamanca, no para tomar el sol, sino para reivindicar una pensión que nos permita vivir con dignidad.

Esta generación de mayores hemos luchado en nuestra juventud y madurez por las causas justas y dignas, por la paz, la democracia, la igualdad de las mujeres, para eliminar el racismo y ahora de nuevo somos nosotros los que tenemos una revolución pendiente.

No debemos aceptar del Fondo Monetario Internacional que las personas mayores somos un problema y una amenaza para la economía, que vivimos demasiado y que hay que acabar con eso y ya, porque es un riesgo; ¿Qué harán con nosotros?

No debemos permitir que solo se nos asocie con: carga social, deterioro físico, inutilidad, aislamiento, dependencia, enfermedades, mala memoria, analfabetismo digital, nietos, bailes de salón, y NO queremos una segunda juventud, esa etapa ya está superada, ahora está en nosotros romper con estereotipos y cánones de la vejez.

Sí hacerse mayor para cuidarse, activarse, volver a enamorarse, descubrir, hablar de derechos o construir nuevos sueños, sí de estar orgullosos de nuestra edad y de haber llegado hasta donde hemos llegado, sí a mantenernos concienciados socialmente y preocupados por la incertidumbre política y las injusticias.

Somos un grupo numeroso y heterogéneo; somos personas diferentes entre sí, y con necesidades diferentes, eso sí, nos unen serenidad, experiencia, sabiduría, respeto, independencia, tranquilidad, templanza, coraje y fuerza.

Bernard Shaw, dramaturgo y Premio Nobel, decía que no dejemos de jugar porque nos hacemos viejos. Una sociedad lúcida y avanzada debe dar protagonismo a las personas con más experiencia y conocimientos y ofrecerles oportunidades para que sigan activos. ¿Mi edad? Qué importa!, Tengo los años necesarios para no tener miedo y hacer lo que quiero y siento.

Y siento que tengo que luchar por una pensión que me permita vivir con dignidad, pues no es de recibo que este Gobierno de Mariano (.) Rajoy, rescaten a las autovías, o a un banco con más de setenta mil millones de euros, y no rescaten a las pensiones, pues la han quebrado pavorosamente.

Y ahora una pregunta: ¿Qué les importa más, rescatar un banco o rescatar las pensiones de casi diez millones de pensionistas?, a la vista está, los pensionistas le importamos mucho menos, a las pruebas me remito.                         

Por otro lado el pasado sábado día 24, miles de salmantinos nos manifestamos contra la mina de uranio a cielo abierto en Retortillo.

Todos sabemos el peligro que conllevan los residuos radioactivos, para la salud, pues son altamente cancerígenos, así como para la agricultura y la ganadería gravemente amenazadas.

Ya han sido taladas más de 3.000 encinas milenarias, y se quiere sacar el uranio con detonaciones de dinamita, con lo que el gas Radón pasará a la atmosfera y sus partículas de extenderán, por lo que en la manifestación de encontraba la televisión portuguesa, también preocupados por el peligro que conlleva esta mina.

¿Cómo se puede hacer detonaciones con dinamita cuando hay un colegio a tan solo sesenta metros de la mina? ¿Qué políticos han aprobado esta barbaridad?, Tendremos que tenerlo en cuanta cuando lleguen las próximas elecciones y castigarles con nuestros votos, y seguir manifestándonos contra esta mina, pues cada vez somos más y hay más conciencia del peligro que entraña.