Domingo, 15 de julio de 2018

Neumáticos y baterías, principales causas de averías en carretera durante 2017

El RACE achaca el incremento de asistencias en carretera al mal mantenimiento de los vehículos, sobre todo a la hora de ser puntuales con las revisiones, y a la antigüedad del parque automovilístico
Los problemas con los neumáticos, uno de los principales motivos de asistencias en carretera

Los problemas con los neumáticos del vehículo, cuya normativa ITV se ha endurecido desde este mes de febrero, y las averías en las baterías han sido los dos principales motivos de asistencias en carretera según el Barómetro de Averías 2017, un informe que publica anualmente el Real Automóvil Club de España, RACE. De hecho, las incidencias con las baterías siguen doblando a la segunda causa de necesidad de asistencia, los problemas con los neumáticos del vehículo, y sumando entre ambos motivos más de 244.000 asistencias en carretera durante el pasado año.

Tras ellos, los accidentes de tráfico, los fallos en el motor, averías de la bomba o inyectores diésel, el alternador, el motor de arranque, el disco y el cable del embrague, y el cambio de marchas manual copan la lista de averías más recurrentes.

El Real Automóvil Club de España hace público el Barómetro de Averías 2017, en el que destaca un incremento de expedientes del 18% respecto a 2016, hasta alcanzar un total de 1.488.227, de los que casi 900.000 corresponden a asistencias en carretera.

El mal mantenimiento, principal causa

El RACE achaca el incremento de asistencias en carretera, en primer lugar, al mal mantenimiento general que los usuarios le dispensan a sus vehículos, sobre todo a la hora de ser puntuales con las revisiones periódicas y de asegurar el buen estado del coche antes de realizar un viaje largo por carretera.

El otro factor de riesgo importante es el aumento reiterado de la edad media del parque automovilístico en España. La falta de inversión en infraestructuras y el mal estado de algunas carreteras también influyen en que se acorte la vida útil de muchos de los componentes mecánicos del coche.